Monsanto se va de Malvinas Argentinas

Fuentes vinculadas a la multinacional confirmaron que negocian la venta del predio. La resistencia socioambiental y la superficie de maíz sembrada, serían las principales razones.

El pasado lunes, desde La Tinta informaron que la empresa Monsanto había decidido comenzar a desmontar la estructura que aún existía en el predio de Malvinas Argentinas.

A semanas de cumplirse tres años de bloqueo, el gigante de los transgénicos ordenó a la firma Astori Estructuras retirar los perfiles del terreno para trasladarlos a la localidad de Rojas (Buenos Aires), donde la multinacional tiene instalada otra planta.

La expulsión de Monsanto de Malvinas Argentinas tiene ahora una voz oficial. Según publica el diario iProfesional, uno de los dos principales ejecutivos de la compañía para América Latina confirmó que el proyecto se desarma y que ya negocian la venta del predio.

Según señala el diario capitalino, la empresa aduce que el reclamo de los asambleístas, sumado a la escasa superficie de maíz sembrada en Argentina, fueron las causas que precipitaron la decisión.

La fuente consultada por el periodista Patricio Eleisegui reconoció que el bloqueo llevado a cabo por vecinos y ambientalistas en general, que frenó por completo la entrada de los materiales que requerían la construcción, pesó a la hora de evaluar la continuidad de la inversión.

“No se pudo avanzar con la planta y esto también influyó. Pero lo más trascendente fue que el negocio cambió y dejó de ser conveniente para Monsanto”, aseveró el alto mando consultado por iProfesional.

La oposición a la planta de granos tratados con agroquímicos y la falta de consenso social y ambiental para realizar la obra, sentenciaron el megaproyecto.

“La idea es tratar de vender el terreno este año. En eso dependemos de la decisión de compra de quienes necesitan la superficie para otro proyecto”, sostuvo la fuente.

Fuente: La tinta

Anuncios