Medio y Ambiente

EFECTO INVERNADERO: PREOCUPACIÓN

La Cumbre de Doha no logró grandes objetivos para detener las emisiones de gases. Escepticismo de no pocos países. Casi 200 países extendieron a fines de 2012 un debilitado plan de Naciones Unidas para combatir el calentamiento global hasta el 2020, a través un modesto conjunto de medidas que no hacen prácticamente nada para detener el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Muchos países y ambientalistas dijeron que el acuerdo, logrado en Qatar al cabo de dos semanas de largas conversaciones entre las naciones miembros de la ONU, no logrará frenar el aumento de las temperaturas y revertir las olas de calor, las tormentas de arena, las sequías y el aumento del nivel del mar.

Los ministros de Medio Ambiente prorrogaron hasta el 2020 el Protocolo de Kioto, que obliga a 35 países industrializados a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero hasta el final del 2012. Esto mantiene con vida el pacto y lo convierte en el único plan climático legalmente vinculante.

Pero el tratado de 1997, que estaba a 23 días de caducar, se ha debilitado por el retiro de Rusia, Japón y Canadá. Sus restantes aliados, liderados por la Unión Europea y Australia, ahora representan sólo el 15 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

El pacto contará con metas de emisiones para todos los países, incluidas las naciones emergentes, encabezadas por China e India.

El secretario general Ban Ki-moon, acogió con beneplácito el acuerdo, pero recalcó que “aún queda muchísimo por hacer”, dijo su portavoz.

Las medidas acordadas simplemente se limitan a animar a las naciones desarrolladas a aumentar la ayuda desde los actuales 10.000 millones de dólares al año desde el periodo 2010-2012, para ayudar a los países pobres a reducir las emisiones y adaptarse a un clima cambiante.

Kioto obliga a 35 naciones industrializadas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un promedio de al menos 5,2 por ciento, por debajo de los niveles de 1990, durante el período 2008-2012.

La Unión Europea, por ejemplo, dice que profundizará su reducción a lo menos un 20 por ciento menos que los niveles de 1990 para el 2020.

Kioto habría expirado a fines del 2012 en caso de no prorrogarse. Las naciones que se retirarán -Rusia, Japón y Canadá- dicen que no tiene sentido asumir nuevos objetivos si las naciones emergentes no tienen ninguno. Por su parte, Washington nunca ratificó el pacto.

Los partidarios sostienen que el proceso de la ONU aún es el único marco de trabajo para una acción climática global.

Naciones Unidas también juega un rol esencial como “banco central” para los mercados de carbono, como el establecido por la Unión Europea.

Pero a menos que países ricos y pobres puedan inyectar urgencia a sus negociaciones, se dirigen a un fiasco diplomático en 2015, que es el próximo plazo final para un nuevo acuerdo climático global.

“Se necesita mucho más si vamos a salvar a este proceso (…) que sólo provee para hablar y no para tomar acción”, comentó el ministro de Relaciones Exteriores de Nauru, Kieren Keke, quien teme que su Estado–isla en el Pacífico pueda volverse inhabitable.

La conferencia realizada en Qatar –el país que produce el mayor volumen per cápita de gases de efecto invernadero en el mundo– acordó extender el Protocolo de Kioto que limita las emisiones, que habría expirado dentro de semanas.

Pero Canadá, Rusia y Japón –donde se firmó el protocolo hace 15 años– abandonaron el acuerdo. Estados Unidos nunca lo ratificó y Kioto excluye a países en desarrollo, donde las emisiones registran su más rápido crecimiento.

Los delegados volvieron a sus países desde Doha sin lograr ni una nueva promesa para reducir la polución por parte de ninguno de los grandes contaminantes.

Desalentador

Hasta ahora, las negociaciones climáticas de la ONU no han cumplido con casi ningún plazo. Los países ricos del mundo prometieron hace dos décadas que detendrían el aumento de los gases de efecto invernadero. Fracasaron. Luego, prometieron una secuela a Kioto en 2009. Fracasaron de nuevo.

Ahora tienen plazo hasta el 2015 para establecer un nuevo acuerdo vinculante global, que entrará en efecto después de la expiración de la extensión de Kioto en 2020.

Por primera vez, se aplicaría de igual modo a los países ricos y pobres. Pero con las naciones del mundo divididas respecto a quién debe pagar el costo, la tarea de alcanzar un acuerdo parece estar más allá de la capacidad de los delegados internacionales.

Clima mortal

Mientras tanto, el clima del mundo sólo se vuelve más inestable. Mientras se realizabas las conversaciones en Doha, el tifón Bopha dejó casi 1.000 muertos o desaparecidos en la Filipinas.

El huracán Sandy, que azotó la Costa Este de Estados Unidos a fines de octubre, recordó que incluso los países ricos no están a salvo del clima extremo y los científicos afirman que fenómenos de ese tipo se volverán más comunes en la medida en que el planeta se caliente.

Una serie de informes divulgados durante las conversaciones de Doha mostraron que el mundo enfrenta la posibilidad de un calentamiento de 4 grados Celsius en vez del límite de 2 grados Celsius adoptado por los países en 2010 como el máximo para evitar cambios peligrosos.

Según el Banco Mundial, eso podría traducirse en escasez de alimentos y agua, la desaparición de hábitats, la destrucción de comunidades costeras por el aumento del nivel del mar, la propagación de los desiertos y sequías más frecuentes y severas. El mayor impacto sería sentido por los más pobres.

000000000000000

ALTAS TEMPERATURAS EN MENDOZA

“El cambio climático es un problema que afecta a todo el mundo, es por esto que todos somos responsables del medio ambiente”, comentó el doctor Peter Thomas, experto de la Cooperación Técnica Alemana de la Universidad Nacional de Cuyo.

En relación a las consecuencias concretas del cambio climático en Mendoza, el investigador señaló que “según muestran los estudios a nivel provincial, está comprobado que los glaciares se retiran. Esos cuerpos congelados son una reserva de agua que nos sirve cuando hay sequía o aumenta la temperatura y alimentan a los ríos. Cuando los glaciares pierden su volumen, podemos tener poca agua en verano”. En cuanto al granizo, indica que si bien no está comprobado científicamente que haya un aumento de estas tormentas por el cambio climático, el tema preocupa porque se destruyen grandes extensiones de sectores agrícolas y pone en riesgo la vida de las personas.
El parque automotor mendocino es otro de los factores contaminantes ya que cada año es más grande y emite cada vez más dióxido de carbono a la atmósfera. Junto con la industria causan una gran emisión de partículas. “También está el efecto de la isla de calor; si uno mira a la ciudad desde lejos puede verse una capa oscura encima, debajo de la cual la ciudad se calienta mucho más, hay temperaturas más altas y produce malestar en la gente”, dice el especialista.

Por otra parte, los basurales constituyen otro factor problemático, ya que “en la provincia, son casi todos a cielo abierto, muchas veces se prenden fuego y no sólo emiten dióxido de carbono sino también gases muy tóxicos. Cuando el 60% de los residuos, materia orgánica, empieza a descomponerse, emiten metano; éste se genera cuando los residuos se descomponen sin oxígeno, porque están tapados, y es 21 veces más severo que el dióxido de carbono”.

Por último, el experto hizo referencia al efecto que este fenómeno causa en la agricultura mendocina: “Los promedios anuales de las temperaturas, en general están aumentando, por lo que se van a acortar los inviernos. Esto va a tener un impacto en la agricultura, porque el aumento de humedad en la llanura, combinado con el aumento de temperatura, puede generar tormentas más severas y más granizo. La vitivinicultura va a tener más humedad y, por ende, más enfermedades; razón por la que muchos inversores ya están llevando las vides a lugares más altos”.

00000000000000000000000000000000000000000000

EL MILLÓN DE GIOJA

El gobernador sanjuanino José Luis Gioja se convirtió el 30 de enero en una de las grandes figuras del surrealismo mundial cuando “reveló” ante la prensa el resultado de una auditoría ambiental, “interdisciplinaria e independiente”, según la cual Barrick Gold no afecta glaciares ni áreas periglaciales en sus minas de Veladero y Pascua Lama.

El gobernador hizo el anuncio sin ruborizarse, flanqueado por el ingeniero Eduardo Jorge Millón, Director de Hidráulica de la provincia y ex empleado de la Barrick Gold. Lo que se dice un hombre congruente. Sobre él escribí en mi libro “El Mal. El Modelo K y la Barrick Gold. Amos y servidores en el saqueo de la Argentina”: “En el año 2004, cuando José Luis Gioja se estrenaba como gobernador, designó al ingeniero de apellido premonitorio como Director del Departamento de Hidráulica. Entonces el Millón funcionario aprobó el plan hidráulico diseñado por el Millón empleado de la Barrick en cuatro actas, donde se fija el canon que debía pagar la Barrick en cinco años de explotación (de la mina Veladero).

“Parece increíble pero es cierto: 170.250 pesos por cinco años. Es decir 93 pesos por día. Lo que paga una familia sanjuanina por mes. Sólo que la familia gasta 15 mil litros por mes y Veladero 288 millones. Ese es el tipo de alianza que el ‘modelo’ vigente establece como vínculo entre lo privado y lo público. El Millón empleado de la Barrick le certifica el plan hidráulico al Millón funcionario y el Millón funcionario le regala el agua a la Barrick, que acaba pagando el 0,16 por ciento de lo que le cuesta el agua a los usuarios domiciliarios”.

Ahora Millón regresa triunfal con esta “auditoría multidisciplinaria e imparcial” con la que se pretende reemplazar el inventario nacional de glaciares y áreas periglaciales que establece la ley 26.639, impulsada por el autor de estas líneas. El inventario sigue sin llevarse a cabo por la manifiesta desobediencia de la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, que vetó la primera versión de la ley en 2008 y tuvo que aceptar a regañadientes que el Congreso se la impusiera en 2010.

Tanto Gioja como sus mandantes de la minera canadiense, apelaron a la justicia para frenar –con una medida cautelar- la aplicación en San Juan de la Ley de Protección a los Glaciares y las Áreas Periglaciales. La Barrick se autoincriminó al alegar que la norma afectaba sus intereses; una manera de reconocer que pensaba actuar sobre glaciares y áreas periglaciares.

En julio del año pasado la Corte Suprema de Justicia derogó las medidas cautelares dictadas por el juez federal de San Juan, Miguel Gálvez, y declaró la plena vigencia de la Ley de Glaciares. Con la “auditoría”, Gioja hizo lo que es costumbre o vicio en él: simular que cumple la ley para violarla.

El gobernador, rico en medios, es tan indigente en palabras (o se siente tan impune) que no vaciló en proclamarlo ante la prensa: “Estamos cumpliendo con esta ley, que para nosotros es inconstitucional, pero que igual la estamos cumpliendo. Vamos a seguir defendiendo nuestros derechos porque estamos convencidos que el crecimiento de la provincia viene de la mano de estas actividades”. Los “derechos” a los que alude no son los de los ciudadanos argentinos sino los de la megaminería del cianuro, que también “viene por todo”: en Vancouver, ante los empresarios megamineros del Canadá, el Secretario de Minería Jorge Mayoral, aseguró que las inversiones en el sector rondarían los 20 mil millones de dólares. Sólo Barrick tiene anunciado invertir 9.300 millones de pesos este año y asegura que ya lleva desembolsados 3700 millones de dólares en Pascua Lama, cuya primera producción de mineral podría estar lista para la segunda mitad del año que viene.

Tanto Barrick Gold, el mayor productor de oro del mundo, como sus servidores en los gobiernos nacional y provincial, temen que la ley de glaciares se interponga con las fabulosas ganancias que proyectan. La empresa reveló que el oro puede volver a trepar a 2000 dólares la onza este año, lo que supone una renta extraordinaria considerando que el costo de producción –según el informe oficial de un alto ejecutivo- no supera los 50 dólares por onza.

Antes de “revelar” la auditoría surrealista, el gobernador Gioja estuvo de visita en Veladero y Pascua Lama, acompañado –entre otros- por el capo de Techint Paolo Rocca. También recibió la visita y el espaldarazo del ministro de Planificación Julio De Vido.

Pero el informe del Millón, que varios medios del establishment (como el Dow Jones Business News) se tomaron en serio, provocó el repudio generalizado de las principales organizaciones defensoras del medio ambiente. Greenpeace lo calificó de “vergonzoso”. La Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) recordó que un inventario serio y transparente constituía el corazón de la Ley de Glaciares. Enrique Viale, de Abogados Ambientalistas, se nos anticipó y calificó la auditoría como “surrealista”. El “Diario Libre” de San Juan, uno de los pocos medios que no controla directamente el gobernador, recordó que Millón había trabajado para Barrick, que la Corte Suprema todavía tenía en trámite dos demandas contra la minera canadiense y que el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA), aún no había realizado el inventario nacional que ordena la ley.

Diario Libre afirma sin ambages: “Este resultado es alarmante, puesto que ya quedó demostrado, con los propios Informes de Impacto Ambiental presentados por la empresa propietaria de las minas Veladero y Pascua Lama que la afectación de glaciares y del ambiente periglacial es un hecho. El informe admite, autoincriminando a la empresa, que el proyecto Pascua Lama afectará alrededor de 300 hectáreas de permafrost (suelo congelado que está protegido por la ley de glaciares y que forma parte del ambiente periglacial).”

El 12 de octubre de 2011 –fecha que no elegí por la supuesta “raza” ni por el codicioso navegante genovés que llegó a este continente buscando el oro- presenté mi libro “El Mal”. Allí acusé a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner; al Secretario de Minería, Jorge Mayoral; al Secretario de Hacienda Juan Carlos Pezoa y al gobernador Gioja, por tráfico de influencias en beneficio de la Barrick Gold. Un delito que el Código Penal castiga con penas de uno a seis años de prisión e inhabilitación especial perpetua para ejercer la función pública.

Como investigo seriamente lo que escribo, llevé esa acusación ante el juzgado federal número dos, a cargo del doctor Marcelo Martínez de Giorgi. Que yo sepa no pasó nada en la justicia federal y tampoco me contestó ninguno de los funcionarios denunciados.

Estoy pensando seriamente en iniciar una (tardía) carrera como actor de cine para ver si obtengo una respuesta.

Miguel Bonasso (ACTA)

00000000000000000000000000000000000000000000

LEY DE BOSQUES: UNA LEY QUE SIGUE VERDE

La norma legal, conocida también como “Ley Bonasso”, es letra muerta porque no se cumple, mientras tanto una hectárea completa de bosque nativo es desmontada porque en el país se pierde esa extensión cada dos minutos. Así que saque la cuenta. Dieciseis provincias presentaron sus propuestas de ordenamiento de bosques nativos, de las cuales la Secretaría de Ambiente de la Nación rechazó dos: la de Córdoba por no cumplir con los requisitos mínimos de conservación de sus bosques y la de Corrientes por enfrentamientos políticos.Desde hace décadas nuestro país atraviesa un proceso de emergencia forestal. En gran medida, por la expansión de la frontera agropecuaria y el auge -en la última década- del cultivo de la soja transgénica: En 1991, la relación bosque-cultivo sojero era de 7 hectáreas a 1 hectárea. a favor de los bosques. En el año 2009, la relación varió drásticamente: 1,62 hectáreas a 1hectárea. En otras palabras, entre 1991 y 2009 los bosques se redujeron un 14%.Ante este panorama se establecieron los presupuestos mínimos de protección ambiental para el enriquecimiento, la restauración y conservación de los bosques nativos, mediante una ley sancionada el 28 de noviembre de 2007 en el Parlamento Nacional. De esta forma, nació la Ley Nacional N° 26.331 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, promovida por el entonces diputado nacional Miguel Bonasso.La norma surgió originalmente para frenar el avance de la frontera agropecuaria en el Norte y Noroeste argentino, que sufrían desmontes irracionales.

La Ley, además, creó un Fondo Nacional para la Conservación. En ese marco, las provincias debieron cumplir con la elaboración y sanción de su propio Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo (OTBN), que implicaba la clasificación de sus bosques, de acuerdo a distintas categorías de conservación y de uso.

Todo hacía suponer que se implementaba una política ambiental de estado, una mirada que se imponía, desde hacía décadas, en Argentina.

Sin embargo, mientras usted, lee estas líneas, una hectárea completa de bosque nativo es desmontada, pues en el país se pierde esa extensión cada dos minutos. Cerca de 300.000 hectáreas de monte –calculan los especialistas-se pierden anualmente.

Desde la Secretaría de Ambiente de la Nación son optimistas: “En la evaluación realizada a finales del año pasado, por imágenes satelitales, constatamos que se frenó un 50 por ciento la deforestación y que en las provincias con mayor superficie boscosa del país, entre ellas Chaco, se comprobó que la deforestación ilegal manifestó un importante retroceso”.

Los bosques no son solo un paisaje; encierran un complejo universo de vidas secretas: recursos naturales y genéticos, servicios ambientales que se entrelazan con culturas campesinas de quienes habitan los territorios boscosos en nuestro país.

Desde Greenpeace, afirman que “de los bosques obtenemos bienes y servicios indispensables para nuestra supervivencia: alimentos vegetales y animales, maderas y medicamentos entre otros productos. Los bosques juegan un papel fundamental en la regulación climática, el mantenimiento de las fuentes y caudales de agua y la conservación de los suelos. Por ello, las bosques son el patrimonio natural más importante pero también el más amenazado”, concluyen los ambientalistas. Los desmontes irracionales producen pérdida de biodiversidad, desertificación e inundaciones. En este proceso de destrucción cientos de campesinos e indígenas –tradicionales ocupantes de nuestros bosques- son desalojados por las topadoras, y muchas veces esto sucede con permiso de las provincias.

En realidad, solo unas 16 provincias presentaron sus propuestas de ordenamiento de bosques nativos, y de ellas, la Secretaría de Ambiente de la Nación rechazó dos: la de Córdoba por no cumplir con los requisitos mínimos de conservación de sus bosques y la de Corrientes por enfrentamientos políticos.

Otras provincias presentaron propuestas polémicas, como Formosa, que habilitó gran parte de su territorio para el desmonte y fue aprobado sin objeciones desde el gobierno nacional.

En este mapa de conservación, aun quedan algunas provincias que no presentaron sus propuestas, como es el caso de La Rioja, para sumarse a los distritos que la Ley considera aptos para recibir fondos, destinados a Planes de Manejo y Conservación de Bosques.

Culturas emboscadas

Cuando diferentes sectores propiciaron la sanción de la Ley de Bosques en Argentina, no lo hicieron solo con el ánimo de proteger los bosques como paisajes; organizaciones sociales, campesinas e indígenas de todo el país, como la Federación Agraria Argentina, el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE), la Organización de Pueblos y Naciones Indígenas en Argentina (ONPIA) y la Fundación para el Desarrollo en Justicia y Paz (FUNDAPAZ) manifestaron su preocupación ya que “en este proceso de destrucción del medio ambiente cientos de familias campesinas e indígenas son desalojadas, en muchos casos de manera violenta”.

Por eso, la “Ley Bonasso” establece una moratoria para los desmontes en todo el país, a partir de la cual cada provincia debe desarrollar un ordenamiento territorial en las zonas de bosques nativos para que el territorio sea utilizado de manera racional, compatibilizando las necesidades sociales, económicas y ambientales.

Las estadísticas son escalofriantes: por año se desmontan 250.000 hectáreas de monte nativo, principalmente en la eco-región del Chaco Seco, donde se produce el 70% de la deforestación por la expansión agrícola y ganadera. El Chaco Húmedo y la selva de las Yungas de Salta y Tucumán forman parte también de la lista de áreas amenazadas. La Selva Misionera alberga la más alta biodiversidad del país, pero sólo queda un 7% de la superficie original. A la destrucción del bosque para conversión en tierra de cultivo se le suma el reemplazo de selvas por forestaciones implantadas, para uso industrial.

Los bosques: ¿un barril sin fondos?

Los fondos que ofrece la Ley de Bosques deben ser utilizados para retribuir a los productores y a las provincias que conservan sus bosques. Ese es el espíritu de la Ley. Sin embargo, en una carta dirigida a los jefes de bloque de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, organizaciones ambientalistas como Greenpeace, Fundación Vida Silvestre Argentina, y Fundacion Ambiente y Recursos Naturales, además de asociaciones de productores y de la industria foresto-industrial manifestaron su preocupación frente a la insuficiente partida prevista en el proyecto de Ley de Presupuesto 2013 presentado por el Poder Ejecutivo Nacional para la conformación del Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos.

Según estas organizaciones, el actual Proyecto de Ley de Presupuesto, asignó al Fondo menos del 10% de lo estipulado por la Ley de Bosques.

Provincias como Tierra del Fuego, San Luis, Misiones, Salta y Chaco, vienen reclamando hace un tiempo sobre ésta problemática.

Colores primarios

La Ley de Bosques establece que las provincias deberán realizar el ordenamiento territorial de sus bosques nativos (OTBN) a través de un proceso participativo, categoriza los usos posibles para las tierras boscosas: desde la conservación hasta la posibilidad de transformación para la agricultura, pasando por el uso sustentable del bosque. Así, zonifica los bosques de la siguiente manera:

* Categoría I (rojo): sectores de muy alto valor de conservación que no deben desmontarse ni utilizarse para la extracción de madera y que deben mantenerse como bosque para siempre. Incluirá las reservas naturales y sus áreas circundantes, que tengan valores biológicos sobresalientes, y/o sitios que protejan cuencas hídricas de importancia (nacientes de ríos y arroyos).

* Categoría II (amarillo): sectores de alto o medio valor de conservación, que pueden estar degradados pero que si se los restaura pueden tener un valor alto de conservación. Estas áreas no pueden desmontarse, pero podrán ser sometidos a los siguientes usos: aprovechamiento sostenible, turismo, recolección e investigación científica.

* Categoría III (verde): sectores de bajo valor de conservación que pueden transformarse parcialmente o en su totalidad, con la previa realización de una Evaluación de Impacto Ambiental.

Daniel Diaz Romero: periodista y colaborador de la revista umbrales del Cispren.

0000000000000000000000000000000000000000000000

16/1/2013… Esta animación, creativa y sintética, nos ayudará a pensar un poco más sobre la realidad de nuestros derechos y obligaciones relacionados con el medio y el ambiente

00000000000000000000000000000000
 MEDIO AMBIENTE Y POBREZA

“La mejor manera de preservar el medio ambiente es que todos tengamos derechos y podamos acceder a servicios universales; no solamente de energía, sino también de salud, educación y vivienda.” Con estas palabras, la presidenta Cristina Fernández se diferenció ayer de los países desarrollados que buscan limitar el crecimiento de los emergentes con duros controles ambientales al mismo tiempo que son los principales responsables de la emisión de gases tóxicos. Su intervención tuvo lugar en la apertura de la World Future Energy Summit 2013, que se desarrolla en esta ciudad. “La equidad implica entender que los ciudadanos de algunos países ricos, en particular, tienen un patrón de consumo energético que no es sustentable porque no se puede universalizar”, agregó CFK en un discurso donde resaltó el papel del Estado como regulador, tanto para garantizar el acceso a la energía como para el cuidado del medioambiente. Luego mantuvo una reunión con los CEO de las 18 firmas líderes de Emiratos Arabes y se encontró con Diego Maradona (ver aparte) antes de partir hacia Indonesia para continuar con su gira.

El encuentro se llevó a cabo en el Abu Dhabi National Exhibition Centre (Adnec), uno de los centros de exposiciones más grandes de Medio Oriente. El lugar, en forma de “U”, cuenta con 55.000 metros cuadrados, divididos en doce salones interconectados y estacionamiento para 8450 vehículos. La estructura de dos pisos se eleva sobre un diseño futurista de vidrio y acero que forma parte de un complejo más amplio, donde sobresale el majestuoso edificio de Capital Gate, una torre inclinada que fue construida por la firma británica RMJM, autora del Parlamento escocés y del centro de convenciones olímpico de Beijing. Allí convive un hotel de cinco estrellas de la cadena Hyatt con las oficinas más lujosas del emirato. El Capital Gate cuenta con 35 pisos y una altura que ronda los 140 metros. La fachada es curva en todo el edificio y está compuesta por cerca de 750 piezas romboidales de cristal azul, cada una de ellas con una forma única.

En el salón de conferencias central –con un tamaño similar al Luna Park, con capacidad para diez mil personas–, se dispuso una pantalla cóncava de ocho metros de alto por 70 de largo, que sirvió para transmitir las ponencias de los disertantes. La organización instaló tres estrados. La Presidenta habló en el central. La apertura estuvo a cargo del príncipe heredero de Abu Dhabi, el jeque Mohammed bin Zayed al Nahyan, quien se refirió a los grandes desafíos que presenta el mundo en materia de asegurar el agua, la energía y los alimentos. Luego fue el turno del presidente francés, François Hollande. El mandatario habló sobre el calentamiento global y la necesidad de encontrar fuentes alternativas de energía y de los potenciales riesgos que implica el uso de combustibles fósiles.

Luego el turno de Fernández  (primer presidente argentino en pisar suelo emiratí), que comenzó agradeciendo la hospitalidad recibida en el emirato. La Presidenta se despegó desde el inicio de la monotonía de las prédicas medioambientalistas: “El tema que hoy nos ocupa tiene como objetivo central el cambio climático para algunos países, pero para otros, los más vulnerables, lo que hay en juego son los costos para acceder al desarrollo, que superan sus propias posibilidades”, apuntó la jefa de Estado. “Una respuesta adecuada al desafío que enfrentamos los gobernantes debe necesariamente ser justa y equitativa”, remarcó ante la mirada de una audiencia repleta. En los pasillos, la seguridad emiratí controlaba todos los accesos a las primeras filas, donde se ubicaban los presidentes.

En su discurso, la Presidenta puso especial énfasis en la responsabilidad de los países desarrollados sobre la contaminación, los cuales ahora buscan limitar el crecimiento de los emergentes, con estrictas regulaciones medioambientales. “El uso de energía per cápita medida en kilogramos de unidad de petróleo equivalente en los países de altos ingresos es el cuádruple del promedio de utilización de energía de los países emergentes de ingresos medios y es casi 14 veces el registrado por los países más pobres”, dijo, basándose en un estudio del Banco Mundial. Según detalló en un discurso, que llevó escrito y leyó puntillosamente, las emisiones de dióxido de carbono de los países avanzados de altos ingresos alcanza a 11,3 toneladas métricas per cápita, el triple del promedio de los países de ingresos medios, de 3,5 toneladas. “Por lo tanto, creo que el análisis exige mayores precisiones y también exige hablar de números concretos y de responsabilidades concretas, porque cuando decimos que todos somos responsables, en realidad estamos diciendo que nadie es responsable”, dijo la primera mandataria argentina.-

000000000000000000000000000000000000000

18/12/2012… DEL GRIS AL VERDE

Para lograr un efectivo mejoramiento de la calidad medioambiental es imprescindible desarrollar nuevos instrumentos que, tras un proceso de análisis y evaluación, puedan implementarse en las distintas zonas urbanas. Entre las iniciativas que constituyen un avance en ese sentido, se cuenta la que ha puesto en marcha el Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y que está a cargo de la Unidad de Coordinación de Cambio Climático, Ruido y Energía, en la que desarrolla sus tareas la arquitecta María José Leveratto. Se trata de las denominadas cubiertas verdes, definidas por el informe Construcción Sustentable. Del gris al verde. Promoción de cubiertas verdes en la Ciudad de Buenos Aires, como un sistema de ingeniería que permite el crecimiento de vegetación en la parte superior de los edificiosmanteniendo protegida su estructura. Las hay de varios tipos y diversas características, y según Leveratto, están en condiciones de absorber desde el 20 hasta el 70% de la lluvia caída y, por lo tanto, de disminuir considerablemente la cantidad de líquido que se deriva a la red pluvial. También permiten regular las temperaturas, habida cuenta de que las oscilaciones térmicas de la membrana hidrófuga en la zona sin cubierta alcanzan los 20 grados centígrados, mientras que en la que la posee, la temperatura se mantiene entre 17 y 20 grados sin variación alguna.

El primer paso consiste en colocar una membrana sobre el techo del edificio para evitar las filtraciones, después se instala otra para proteger las raíces, luego un aislante térmico, posteriormente un drenaje y finalmente se disponen las plantas originarias de fácil mantenimiento. El cuidado de estas terrazas es muy simple y, en caso de que se las pretenda más “ajardinadas” se recomienda podar periódicamente el césped y recurrir a un sistema de riego por goteo que utilice agua de lluvia (en ningún caso agua potable).

La arquitecta Leveratto señala que, a la hora de acondicionar una terraza de este tipo, lo más costoso es la membrana impermeable. Por eso recomendamos que cuando se hace necesario cambiarla, es el momento ideal para pensar en una cubierta verde, enfatiza, y añade que en ciudades como Buenos Aires, es indispensable también avanzar con el mapeo de las cubiertas públicas o privadas y definir zonas prioritarias con el fin de fomentar esta técnica en lugares con mayor riesgo hídrico.

Actualmente se están evaluando los resultados de las que fueron instaladas en el Centro de Gestión y Participación Comunitaria 2 y en la Escuela N° 6 French y Beruti ubicada en Juncal y Basalvibaso, en el barrio porteño de Retiro, a efectos de extender la iniciativa a otros edificios públicos.

000000000000000000000000000000000000

12/12/2012… “ANTES QUE TERMINEN CON LA CORDILLERA”

Normando “Piojo” Ocampo es secretario general de la CTA Oeste de La Rioja que abarca una zona marcada por el conflicto permanente en defensa del Medio Ambiente contra las transnacionales mineras. Expresó su ferviente adhesión a impulsar una consulta popular en defensa de la soberanía de nuestros bienes comunes.

“No solo respaldamos la propuesta realizada en la última reunión de la conducción de la Central en Mar del Plata sobre la defensa de nuestros bienes comunes sino que además proponemos que se le pregunte claramente a la gente: si estamos dispuestos a perder la Cordillera, entregar el agua que está en el interior de nuestros cerros, terminar con el turismo, destruir toda forma de agricultura familiar”, enfatizó.

-¿Qué viabilidad le atribuye a una consulta popular sobre la defensa de la soberanía de los bienes naturales?

Es esta zona ya hemos protagonizado varias puebladas con las que pudimos hacer retroceder a las transnacionales y sus aliados de adentro. Nos sentimos parte de la tierra, por eso creo que una consulta tiene total viabilidad.

En esta zona tenemos 8.900 kilómetros de montañas. Más de la mitad, son verdaderos reservorios de agua. Los cerros son como esponjas que guardan en el buche el agua que cae en sus cimas como lluvia, nieva, deshielo. Además de las riquezas del suelo, las mineras vienen por eso, el agua. Esa misma agua que viaja en forma subterránea y llega a nuestras huertas y sembrados.

-Hablemos de la experiencia de ustedes.

En estos días se va a cumplir un año de que se lleva adelante el Corte de Alto Carrizal en defensa de Famatina. Allí está el compañero Domingo “Tableta” Palacios como responsable de la CTA. Por supuesto, el corte es selectivo y no pasan camiones, la Gendarmería, pero sí los turistas, productores, etc. Dentro de la Central tenemos una agrupación que se llama Contra-Mina y agrupa militantes y profesionales, especializados en el tema.

Nosotros no estamos en contra de la minería. Para lo que debe servir esta consulta es para que los argentinos, y no las transnacionales, decidan sobre nuestros recursos naturales, no sólo cómo extraerlos sino la utilización de los fondos que se obtengan en la generación de puestos de trabajo, desarrollo nacional.

-Imperialismo y explotación minera están en las raíces de la historia de la zona.

Para los pueblos originarios el oro sólo servía para ofrendarlo a los dioses. Después vinieron los españoles que se llevaron cuando encontraron a la vista. Siguieron los ingleses que trajeron el Ferrocarril y más astutos que abrieron el Famatina. Se llevaban 450 toneladas de pedregullo por día, las subían al tren, luego a los barcos. El saqueo duro veinte años. ¿Cuanto se llevaron?. Nadie lo sabe.

La minería de socavón ocupó mucha gente, pero con los años lo único que quedo es ese viejo cable-carril que utilizaban para el trasporte del pedregullo. De un día para otro, los ingleses se fueron como escapando, hasta dejaron al dinamitero, un norteamericano que todavía vive con nosotros.

Ese oro que pudo haber servido para el desarrollo del país, el bienestar de su gente, se fue y aquí solo quedaron los desocupados.

-Lo que se discute en realidad es un modelo de país.

Siempre es lo mismo, los neo-desarrollistas creen que tocan el cielo con las manos cuando las transnacionales traen unos cuantos millones de pesos y a cambio se llevan oro, uranio, plata, lo que se llamara “tierras raras” sin ningún control y nos dejan a cambio tres o cuatro monedas y la tierra desbastada. Eso pasa porque al modelo de país lo siguen decidiendo afuera. Desde el gobierno de Carlos Menem, los gobernadores son por Ley quienes pueden abrir las puertas a las mineras, el nacional se encarga de establecer las relaciones. Por suerte, nuestra resistencia hasta ahora ganó.

– Es un cóctel explosivo: saqueo de bienes naturales y envenenamiento del medio ambiente.

Las mineras que utilizan extracción de oro con cianuro pueden ser catalogadas de desastre ambiental. Intoxican los peces, la vida silvestre y los humanos. A medida que los yacimientos se agotan es necesario usar métodos más agresivos y destructivos, particularmente en la minería, como eso el caso de la extracción de petróleo del mar, de gas natural incrustado en las rocas (gas shale) y de la extracción con sales de cianuro a cielo abierto. Junto al cianuro se emplean diariamente en la explotación minera, decenas de millones de litros de agua. Se agota el recurso y entonces no dudan en desviar cursos de ríos y arroyos, afectando caudales y niveles en aguas freáticas. Arsénico, plomo, mercurio, cadmio, selenio pueden permanecer en el ambiente por siglos y de difundirse sin control a través de las aguas subterráneas que viajan a distancias incalculables. ¿Esto es lo que queremos?.

– ¿ Entonces?

El plan de ellos es convertir a la Argentina en un inmenso latifundio sojero de alquiler, cosa de devolvernos la tierra cuando esté arrasada, y lo que queda, llenarlo de minas a cielo abierto al punto de hacer desaparecer la cordillera de los Andes. Nuestra réplica no debe ser sólo hacer consultas en cada ciudad o provincia, sino una nacional. Hay que pasar de la resistencia a la ofensiva. Los argentinos deben decidir sobre la soberanía de sus bienes estratégicos. Paremos el saqueo.

Carlos Saglul (ACTA)

0000000000000000000000000000000000000000000

04/7/2012… LEY DE GLACIARES

La Corte Suprema de Justicia revocó las medidas cautelares que impedían la vigencia plena de la Ley de Glaciares, que pone límites a las actividades extractivas contaminantes, como la minería, para preservar las reservas de agua dulce. El fallo revierte las decisiones adoptadas por la Justicia Federal de San Juan, que había suspendido la aplicación de seis artículos claves de la norma a pedido de las empresas Barrick Exploraciones Argentinas, Exploraciones Argentinas Mineras y Minera Argentina Gold, además de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) y el gobierno de la provincia de San Juan. Con sus demandas habían logrado eximir de controles a dos emprendimientos de extracción de oro y plata a cielo abierto en esa provincia, Veladero y Pascua Lama. La decisión del alto tribunal precisa que de ahora en más, como prevé la ley aprobada en 2010, deberá realizarse en San Juan un inventario de glaciares, tal como, se supone, se realiza en todo el país, y tendrán que ser sometidos a una auditoría de impacto ambiental los emprendimientos ubicados en áreas de posible riesgo.

Hasta ayer la Ley de Protección de Glaciares y del Ambiente Periglacial estaba suspendida parcialmente debido a las medidas cautelares dictadas por el juez Miguel Angel Gálvez. En los hechos, la aplicación era prácticamente imposible, al menos en San Juan, porque los artículos afectados (2, 3, 5, 6, 7 y 15) son los que abarcan la definición de glaciar, la confección de un inventario nacional de glaciares, la prohibición de actividades que puedan implicar su destrucción y la obligación de realizar estudios de impacto ambiental de las actividades proyectadas en zonas de glaciares, así como de someter a auditoría las que ya estuvieran en ejecución al momento de la sanción de la ley. El emprendimiento minero Veladero está operativo desde 2005; Pascua Lama es un proyecto binacional (argentinochileno) en construcción.

Según la Corte, el juez sanjuanino se basó en un “fundamento contradictorio”. Por un lado, advertía que la ley “contiene una definición amplia, imprecisa y, por lo tanto, crea un estado de intranquilidad e incertidumbre para los representantes de las empresas” mineras “que verían afectados el patrimonio y los derechos adquiridos” y “sus derechos a ejercer industrias lícitas”. Sin embargo, acota el alto tribunal, al suspender los seis artículos la medida cautelar “neutraliza los procedimientos establecidos por la propia ley para generar la precisión que requiere el peticionante (las empresas)”. “El artículo 2º de la ley define el concepto de glaciar y ambiente periglacial, estableciendo luego la forma de individualizarlos a través de la realización de un inventario. Una vez que se haya llevado a cabo el inventario de glaciares, se conocerán con exactitud las áreas que se encuentran protegidas por ley”, ilustra el fallo supremo.

El razonamiento de la Corte es que mal puede saber una empresa si a la larga será víctima de un eventual daño irreparable (que requiera ser protegido por una medida cautelar) si ni siquiera se ha constatado por los caminos legales si sus emprendimientos están en las zonas críticas y/o si su actividad acarrea un posible perjuicio al ambiente. “No existen razones suficientes para adoptar una decisión tan grave como eximirla del cumplimiento de lo ordenado por la ley, que debe ser acatada hasta tanto se resuelva su validez constitucional”, advierte la resolución, firmada por los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Enrique Petracchi y Carlos Fayt. Para ellos ni siquiera hay una amenaza de un futuro efecto irreversible para las mineras. Carmen Argibay sigue de licencia por problemas de salud y Raúl Zaffaroni viajó a recibir un reconocimiento en Cuba.

Un dato curioso es que en la Barrick Gold –según sus voceros– sostiene que las explotaciones de Pascua Lama y Veladero no están en zonas de glaciares. Todo indica que se anticiparon a denuncias en su contra. También se sumaron al recurso de amparo Exploraciones Argentinas Mineras (Emasa) y el sindicato de los mineros, mientras que el gobierno de San Juan (donde se desarrolla una vasta actividad minera, con diecisiete empresas instaladas en la provincia) se presentó como parte interesada en sostener la medida cautelar concedida por el juez Gálvez. El caso llegó a la Corte por un recurso del Estado nacional. Como terceras interesadas se presentaron la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Greenpeace, la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, Amigos de la Tierra y Diálogo por el Ambiente.

El juzgado de primera instancia alegaba que la Ley de Glaciares estaba reñida con la Constitución, en cuanto a que “corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio” y que cada una dicta sus normas de protección del ambiente. Llegó a preguntarse si no hubo “presupuestos excesivos en la actividad legislativa”.

La Corte fue muy crítica con ese enfoque. Dijo que el juez federal usó criterios “dogmáticos”, que no ofreció un “remedio proporcionado” y que no tuvo en cuenta que afectaba “el principio constitucional de división de poderes”. “Los jueces deben valorar de forma equilibrada los hechos del caso, así como las normas y principios jurídicos en juego, y resolver las tensiones entre ellos mediante una ponderación adecuada”, prescribió la Corte.

El fallo dice expresamente que recién una vez que se hagan el inventario de glaciares –una tarea que está a cargo del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales– y la auditoría ambiental de la Barrick Gold y de Emasa, “se conocerá si la ley afecta o no los derechos” de esas firmas. Por ahora se discutió una medida preventiva. Lo que definirá la pulseada será la revisión sobre la constitucionalidad de la ley, que deberá resolver la Corte. El fallo de ayer dedica un párrafo a recordar el objetivo de la norma: “Establecer los presupuestos mínimos para la protección de los glaciares y del ambiente periglacial” para “preservarlos como reservas estratégicas de recursos hídricos para el consumo humano; para la agricultura y como proveedores de agua para la recarga de cuencas hidrográficas; para la protección de la biodiversidad; como fuente de la información científica y como atractivo turístico”.-

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Río+20, otra oportunidad perdida

La segunda Cumbre de la Tierra dejó la sensación de que la clase política mundial no tiene interés real en salvar el planeta.

La semana pasada, en medio de fuertes críticas y protestas por la falta de ambición del acuerdo alcanzado, culminó en Brasil la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20 con la aprobación de un tibio plan para frenar la degradación del medio ambiente y combatir la pobreza. La cumbre ha sido la mayor en la historia de la ONU: durante diez días reunió a líderes y representantes de 191 países, 20 años después de la histórica Cumbre de la Tierra de 1992, también en Río de Janeiro, que tomó decisiones para combatir el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la desertificación. En esta oportunidad, los líderes mundiales, junto con miles de participantes del sector privado, las ONG y otros grupos, se han unido para analizar cómo se puede reducir la pobreza, fomentar la equidad social y garantizar la protección del medio ambiente en un planeta cada vez más poblado.

Cualquier persona medianamente razonable diría que una reunión de estas características, que tiene por objetivo construir un horizonte común de bienestar, resulta imprescindible: somos ya 7000 millones de habitantes y, para 2050, se estima que la población mundial ascenderá a 9500 millones de personas.

Lejos de estar a las alturas de aquel Río de 1992, en esta conferencia se firmó un documento lleno de generalidades, titulado “El futuro que queremos”, que expresa el compromiso del mundo de adoptar un plan de producción y consumo sostenible para la próxima década, pero que no define el polémico concepto de “economía verde” que los países desarrollados promovían y muchos veían como un nuevo colonialismo. Es que para acordar el documento final se eliminaron los párrafos que provocaban mayor controversia y se hicieron tantas concesiones que se llegó a una declaración sin metas ni plazos concretos, que no conformó a nadie, aun cuando el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se esforzó en calificarlo de un “muy buen documento, una visión sobre la cual podemos construir nuestros sueños”, a pesar de que antes había destacado que “para 2030 necesitamos 50 por ciento más de alimentos, 45% más de energía y 30% más de agua sólo para vivir como vivimos hoy”.

Quizá lo más movilizador haya sido algunos encuentros paralelos como la Cumbre de los Pueblos y la Cumbre Empresarial, en las que se produjo un intenso intercambio de experiencias y cientos de compromisos voluntarios anunciados por empresas para reducir sus emisiones de dióxido de carbono

Es cierto que, antes de comenzar, ya se conocía la pobreza del documento que se iba a firmar y la atención de los políticos estaba centrada más en la crisis del euro y la elección presidencial en los Estados Unidos que en el medio ambiente. Corresponde preguntarse si los representantes políticos tienen la preparación necesaria para señalar un camino para el futuro de nuestro planeta: se ha perdido una oportunidad histórica para definir las vías hacia un futuro sostenible, con más empleos, más energía limpia, mayor seguridad y un nivel de vida digno para todos. “Este documento es un punto de partida, no un punto de llegada. Lo que tenemos que exigir es que los países avancen a partir de él”, indicó Dilma Rousseff, al clausurar los tres días de sesiones en el centro de convenciones Riocentro. En una postura más cercana a las teorías conspirativas -que desvelan permanentemente a nuestro gobierno nacional- que a un análisis ambiental responsable, la posición de nuestra autoridad ambiental fue oponerse a la “economía verde” por entender que ésta “avanza sobre nuestra soberanía” y permite que ciertos países definan “qué productos consumir bajo ciertos estándares de producción”. Sin duda, la autoridad ambiental, de escasa independencia e imaginación en su materia, continúa manteniendo distancia de las organizaciones de la sociedad civil que han cuestionado algunas de sus posiciones y que a su pesar han contribuido no sólo a una mayor conciencia sobre la problemática ambiental, sino que han impulsado las políticas de protección de bosques nativos, la promoción de las energías renovables, la gestión de residuos, y que han defendido la ley de glaciares cuando ésta fue vetada por la Presidenta de la República, quien interpretaba que la ley perjudicaba los intereses de las empresas mineras.

En el final de Río+20 se tiene la sensación de que no hay un interés real en llegar a un acuerdo y que los propios ciudadanos del planeta deberán ser los arquitectos de un verdadero cambio. Es una tarea difícil, pero imprescindible. Hasta ahora, la clase política parece estar pensando en otra cosa que no excede lo meramente coyuntural.-

27/06/12 LA NACION

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

El cambio climático y el Río de la Plata

Diálogo con Claudia Simionato, oceanógrafa del CIMA, FCEN, investigadora del CONICET.

El estuario del Río de la Plata tiene varias características especiales debido a la gran cantidad de aguas dulces cargadas de nutrientes que se encuentran y descargan allí. Es una zona muy rica pero en riesgo frente a las transformaciones climáticas.

–Cuénteme.

–¿Qué quiere que le cuente?

–Su trabajo.

–Venimos trabajando en procesos físicos en el estuario del Río de la Plata.

–A ver. ¿Qué pasa en el estuario del Río de la Plata?

–En el estuario del Río de la Plata pasan muchas cosas. Todos los porteños están muy acostumbrados a verlo como un río, y a pensarlo como un río. Y la verdad es que el nombre ayuda. Sin embargo no es un río sino un sistema estuarino gigante.

–Estuarino…

–Sí, es un estuario, una zona donde se encuentran las aguas dulces de origen continental cargadas de nutrientes con aguas oceánicas. Son sistemas muy especiales, porque justamente por su riqueza en nutrientes, por el aporte continental, permiten que se desarrollen muchas formas de vida.

–¿Dónde se produce el encuentro?

–En la línea Punta Piedras-Montevideo. Punta Piedras es el extremo norte de la Bahía de Samborombón. Y bueno, hay un montón de motivos para tratar de entender los procesos físicos en este estuario. Esto tiene mucho que ver con la importancia ecológica y socioeconómica de este sistema.

–¿Qué pasa en el encuentro entre aguas dulces y saladas?

–Un montón de cosas. Una de las más importantes es que se forma lo que se denomina “cuña salina”. Ocurre porque el agua continental, como no contiene sal, es más liviana que el agua salada, de modo tal que queda flotando sobre el agua salada, se mete como una cuña. Ahí se forma un sistema en el que hay un gradiente de salinidad importante, donde además se produce la mayor parte de la floculación de los sedimentos.

–Floculación…

–Sí, es un proceso físico-químico por el cual partículas chiquitas se van agregando para formar una partícula grande, más masiva y más pesada, que se hunde.

–¿Partículas de qué?

–De sedimentos. Al Río de la Plata entra agua fundamentalmente del Paraná y del Uruguay, con una carga de sedimentos enorme. Es uno de los estuarios con mayor descarga en el mundo: la media es de 22.500 metros cúbicos por segundo, pero puede haber picos que alcanzan los 80 mil o 90 mil. El río Paraná aporta una enorme cantidad de sedimentos, unos 80 millones de toneladas por año. Esos sedimentos son acarreados, en el medio les pasan un montón de cosas… Una parte se deposita, especialmente los más pesados como las arenas (lo cual produce todos los bancos arenosos que se encuentran fundamentalmente del lado uruguayo). Los más finitos son transportados: algunos se hunden, algunos floculan, algunos sufren el proceso de “saltación” (un avance en forma de saltitos), algunos son resuspendidos… Eso hace que la dinámica sedimentológica sea abundante y compleja. La gran cantidad de sedimentos transportados de manera cotidiana es la que hace que el Río de la Plata esté permanentemente formando bancos que van creciendo. Es un continuo de crecimiento de los bancos, y eso tiene implicancias serias para la navegación. Es lo que produce también la base del delta; el delta está avanzando unos cuantos metros por año, y lo hace como consecuencia de que los sedimentos se van acumulando. Estamos en una situación de cambio en la cual no sabemos bien lo que va a pasar.

–¿Por qué?

–El cambio climático modifica la descarga, el régimen de olas…

–¿Y qué cosas pueden pasar?

–Muchas cosas. Primero habría que entender qué es lo que pasa en este sistema y cuáles son las cosas que lo hacen crítico, para poder analizar por qué los cambios pueden ser graves. En la línea Punta Piedras-Montevideo se produce el encuentro de aguas y la floculación de los sedimentos, y hay una zona donde mejorar la iluminación, porque hay menos sedimentos en la columna, hay gran cantidad de nutrientes, y además es una zona que es básicamente retensiva.

–¿De dónde salen los nutrientes?

–Están en la columna de agua: nitritos, nitratos. Si hay nutrientes, se pueden desarrollar el fitoplancton, las algas microscópicas, que son la base de la cadena alimentaria en el océano. En la medida en que hay fitoplancton se puede crear una cadena trófica en el océano. En esa zona hay abundante fitoplancton.

–¿Qué quiere decir?

–Es un proceso bastante interesante, porque la retención ahí no es una retención estática. No es que lo que pongo se queda porque no hay movimiento; es un proceso de retención dinámico. La retención se produce porque los vientos dominantes mantienen las partículas, se mantienen yendo y viniendo a lo largo de esa zona.

–¿Qué largo tiene la cuña?

–La cuña tiene una extensión que puede llegar hasta 200 kilómetros.

–Llega hasta acá.

–La “pluma” en realidad va hacia afuera, pero sus efectos han sido rastreados hasta los 23 grados de latitud Sur. Eso es en Brasil. La pluma del Río de la Plata, entonces, impacta muchísimo en la dinámica costera. Además esa pluma se va hacia el norte en invierno y hacia el sur en verano, como consecuencia de los vientos, y va afectando la dinámica de una y otra costa.

–¿Y qué efectos produce?

–Modificaciones en el grado de salinidad, modificaciones en los balances de sedimentos, de nutrientes, de oxígeno. Modifica la química del agua.

–¿Y entonces?

–Eso sienta las bases para que se desarrollen ciertas formas de vida. A eso iba. Al ser tan retensivo el sistema, hay en esa región unas cuantas especies de peces, muchas de las cuales son pescadas comercialmente (como la corvina rubia), y se convierte la región en una zona de desove y cría de especies costeras. Esa es una característica del Río de la Plata; no es común que los estuarios sean sitios de desove y de cría. Normalmente son zonas de reclutamiento, hacia las cuales van los peces pequeños. Es una zona, entonces, crítica, a la cual hay que proteger. Otra región importante es la de Samborombón, no solamente porque es región de desove y cría sino porque es un humedal, una zona anegadiza, en la cual hay un ecosistema muy rico, con abundancia no sólo de peces sino de tortugas, de cangrejos, de aves migratorias. Esa zona está siendo permanentemente erosionada.

–¿Por qué?

–Aparentemente, los cambios que se están produciendo en el régimen de vientos dan como consecuencia una mayor presencia de vientos del este y sudeste, lo cual produce un cambio en el régimen de olas. Lo que estamos viendo a partir de los pocos datos disponibles y de simulaciones numéricas es que hay más frecuencia de olas más altas del sudeste. Si se le suma, a eso, un nivel del mar que se va elevando de a poquito pero de manera persistente y que están aumentando las frecuencias de las ondas de tormenta, hay potencial para degradar costas a lo loco. Y eso es lo que está degradando, aparentemente, la bahía de Samborombón.

–Uno se pregunta si conociendo las causas se puede hacer algo…

–Luchar contra la erosión es bastante complicado. Pensar en cualquier medida de mitigación (lo cual debe estar a cargo de ingenieros oceánicos) es pensar en obras de construcción. Pero antes hay que entender por qué se produce la erosión. Tenemos que diagnosticar qué es lo que está pasando.

–¿Y si no se hace nada?

–Y, se va a ir metiendo el océano; la bahía va a estar cada vez más metida adentro. De hecho, se está observando que la puntita de Punta Rasa, que estaba hundida, se separó y se convirtió en una islita. Eso, creemos, tiene que ver con el cambio climático. Lo que no tenemos muy claro es qué está pasando con la cantidad enorme de sedimentos que son movilizados allí. Ese es un tema que no tenemos claro y que estamos trabajando.

–¿Y a dónde piensa que van a parar?

–Posiblemente una parte importante sea retenida en los canales, unos canales artificiales para drenar.

–¿Alguna otra cosa?

–Otro tema en el que estamos trabajando es la modulación de los flujos de sedimentos finos en el Río de la Plata. La dinámica sedimentológica se vincula, además, con un montón de procesos, como por ejemplo la contaminación (porque los contaminantes se pegan a los sedimentos). Cuando el contaminante se pega y el sedimento se hunde, se está acumulando el contaminante en el fondo junto con los sedimentos. Y eso es peligroso, porque si uno acumula contaminantes que entran en la cadena trófica no solamente afecta a los peces sino, eventualmente, a las personas que consuman esos peces. Otro tema importante es el dragado. Para poder realizar operaciones de dragado es necesario entender la dinámica de los sedimentos a la escala de la cuenca. Se ha trabajado con sedimentos a escalas chicas, pero a la escala de todo el río no se había hecho.-

Leonardo Moledo
27/06/12 PÁGINA 12

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

ALFABETIZACIÓN AMBIENTAL

“La alfabetización ambiental es imprescindible porque el medio ambiente es todo lo que nos rodea: el agua, la tierra, la flora, la fauna y nosotros”, señaló la profesora Susana Pesis, coordinadora de la cátedra libre sobre Alfabetización ambiental de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires e integrante de la Fundación Taller Economía Social Ambiental (TESA).

Pesis consideró que la educación ambiental no debe quedar reducida a un determinado campo disciplinar: “Mas bien, debe abarcar en forma transversal a todas las áreas de conocimiento. No existen especialistas en medio ambiente porque nadie puede saber todo. El desafío es que podamos vincularnos de una manera más sustentable”.

Aun cuando el desarrollo sustentable es un concepto presente en la sociedad actual, Susana Pesis admitió que existe poca conciencia social sobre el tema. Refiriéndose a un estudio que realizó para la elaboración de su trabajo de tesis con alumnos del Ciclo Básico Común (CBC) de la Universidad de Buenos Aires, señaló que no se vincula la cuestión ambiental con temas que solían ser valores tradicionales de los argentinos.

“Por ejemplo, el 94 por ciento de los estudiantes del CBC consultado en ese estudio no relaciona el ambiente con la religión, cuando tanto en el Nuevo Testamento como en el Corán se habla de la preservación del ambiente y de cómo tratar a los animales. La gente no tiene conciencia de esta importancia”, resaltó Pesis, aunque advirtió, en ese desconocimiento, una oportunidad.

“Es necesario alfabetizar. Todo el mundo apaga la luz, pero nadie usa un shampoo biodegradable porque es más caro. En general, se tiene una respuesta absolutamente utilitaria y eso hay que cambiarlo”, opinó.

Educación, la llave para el cambio

La investigadora abogó por el rol protagónico que debe asumir la educación en la tarea de alfabetizar desde el punto de vista ambiental, y opinó que esta formación debe iniciarse desde el jardín de infantes. De hecho, la Fundación TESA tiene el proyecto de convertir las guarderías en un verdadero jardín de infantes y fundamentó la iniciativa en el hecho de que “los chicos no se guardan, se educan”.

“Dentro del programa educativo, desde que ingresa hasta que egresa a los dos años, el niño debe adquirir determinados hábitos: lavarse las manos antes de comer, cerrar la canilla, dejar las instalaciones ordenadas y aprender a hacer la cola. Con esas cuatro materias ya llega al máster”, explicó.

En un plano más general, Pesis señaló que los más interesados por las prácticas de alfabetización ambiental son los jóvenes “que quieren salvar el mundo. Me cuesta hacerles entender que lo que hay que salvar es la casa, después la cuadra, después la ciudad y al final el mundo”, afirmó y planteó la necesidad de que la tarea empiece por cada uno, teniendo cuidado con lo que se habla, con lo que se entiende, con lo que se consume y prestando atención a cómo se voluntariza para tareas comunitarias.-

Ana Sagastume
Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires

000000000000000000000000000000000000000000

Hidrógeno para propulsar vehículos

A partir de prácticas en laboratorio, investigadores analizan generar y purificar este gas para utilizarlo en celdas de combustible, una fuente de energía eléctrica alternativa que ya se utiliza para diversos usos, y que podría aplicarse en vehículos. Los especialistas estiman que las células de hidrógeno podrían reemplazar, en un futuro, a los motores de combustión interna en automóviles, autobuses, camiones y aún embarcaciones y locomotoras.

Investigadores de la Planta Piloto de Ingeniería Química (PLAPIQUI), del Conicet Bahía Blanca y la Universidad Nacional del Sur, junto a expertos de otras universidades nacionales, estudian la posibilidad de usar celdas de hidrógeno como fuente de energía con usos múltiples y, así, restringir la emisión de gases que suman al efecto invernadero.

Utilizado en celdas de combustible, el hidrógeno permite obtener energía eléctrica con máxima eficiencia. Además, es uno de los elementos más abundantes en la naturaleza con capacidad de generar energías limpias ya que no es contaminante y su único subproducto es el vapor de agua. Según explicó a InfoUniversidades el doctor Daniel Borio, el objetivo es lograr un generador de corriente a través del hidrógeno, para minimizar el consumo de combustibles fósiles.

El hidrógeno elemental es producido industrialmente a partir de hidrocarburos como, por ejemplo, el metano. La mayor parte del hidrógeno elemental se obtiene “in situ”, es decir, en el lugar y en el momento en el que se necesita. Además, puede obtenerse a partir del agua por un proceso de electrólisis, pero resulta un método mucho más caro que la obtención a partir del gas natural. “El problema es que el hidrógeno es un gas que en la naturaleza no existe libre sino que está combinado, y es necesario diseñar procesos que lo generen y lo purifiquen. Eso es lo que se hace, con reacciones químicas, para volverlo apto y que pueda ser usado en celdas de combustible” indicó Borio, doctor en Ingeniería Química.

El especialista explicó, además, que las celdas de combustibles son como una pila, pero que generan energía en forma permanente. Son muy útiles como fuentes de energía en lugares remotos. Por ejemplo, naves espaciales, estaciones meteorológicas alejadas, parques grandes, sedes rurales y también en ciertos usos militares.

Una célula de combustible convierte, normalmente, la energía química de combustible en electricidad. En principio, funciona como una batería pero, a diferencia de ésta, no se agota ni requiere recarga. En contrapartida, tiene alto costo para convertir los elementos que necesita. Podrían reemplazar a los motores de combustión interna en automóviles, autobuses, camiones y aún embarcaciones y locomotoras.

La primera celda de energía fue construida en 1839, pero el verdadero interés por su funcionamiento como un generador práctico de energía comenzó en la década de 1960, cuando la NASA eligió las celdas de energía para proporcionar electricidad y agua a las naves espaciales Gemini y Apollo.

Ahora, se analiza utilizarlas en automóviles. El investigador indicó que, en general, el hidrógeno se logra a partir del gas natural y que en la Planta del Conicet donde se desempeña se estudia producirlo con bioetanol. “Además, se trabaja con ensayos en una red conformada por diversas universidades e, incluso, se realizan prácticas a mayor escala en una planta especial ubicada en la Universidad de Buenos Aires”, concluyó.-

Marcelo C. Tedesco
Universidad Nacional del Sur

00000000000000000000000000000000000000000000

Nanotubos para quitar el arsénico del agua

En un experimento preliminar investigadores quitaron más de la mitad del peligroso químico presente en el líquido. Lo hicieron a partir de nanotubos que retienen distintos metales, entre ellos, el arsénico. Aspiran a que se puedan usar en filtros para perforaciones, ya que el arsénico está presente en al menos 15 provincias, sobre todo en zonas donde no hay servicio de agua potable, por lo cual afecta a la población más vulnerable.

Científicas del Instituto de Química del Sur comprobaron que, con un proceso especial de dos horas de laboratorio sobre nanotubos, se puede retener el arsénico del agua, una problemática ambiental que afecta a diversas localidades del país. Los nanotubos son tubos milimétricos más delgados que la punta de un lápiz.

Las especialistas de Bahía Blanca han logrado retener el 55% del metal tóxico para el ser humano, y aspiran a que la retención sea del 80%. La doctora Adriana Lista y la licenciada Marta Bavio explicaron a InfoUniversidades que el proyecto, en caso de lograr el porcentaje estimado, tiene como fin último que se armen filtros para ser utilizados en las bombas de extracción de agua particulares.

Bavio detalló que el nanotubo es un tubo hueco, de un diámetro pequeño, a través del cual puede pasar el líquido y es capaz de retener diversos metales, entre ellos, el arsénico. Las especialistas lograron que, luego de un proceso químico, se pueda separar del líquido. Los nanotubos de carbono tienen la particularidad de “adsorber”, atraer y retener moléculas. “Son estructuras casi invisibles al ojo humano. Se llaman nanotubos porque una de sus dimensiones es nanométrica: sus diámetros son de 10 a 30 nanómetros y sus longitudes son cercanas a los 100 micrones”, detalló la profesional.

Bavio, licenciada en Química, y Lista, doctora en la misma disciplina, explicaron que los nanotubos se plantean como una solución al problema debido a las posibilidades que brindan en el campo de la remoción de contaminantes de agua: “Son materiales de dimensiones muy pequeñas que poseen mayor área superficial expuesta que otros que se utilizan en la actualidad, lo que permite remover gran cantidad de contaminantes por gramo” indicaron.

“Son partículas que prácticamente no se ven, cuya característica es remover contaminantes del agua debido a que los ‘pegan’ sobre sus superficies. Eso es la adsorción”, ilustró Lista. “Hemos demostrado que con un tratamiento con distintos ácidos, la funcionalidad fue exitosa. Pero debemos ampliar la retención y recién luego pensar en cómo colocarlos en filtros para ponerlos en los pozos de agua”, aclararon.

La propuesta comenzó con las necesidades de la ciudad bahiense y la región, porque la presencia de arsénico en el agua de perforación es común y se convierte en un tema de preocupación por los riesgos de la ingestión del químico. “Sabemos que el arsénico es común en muchos lugares, por eso el tema tuvo repercusión en la provincia de Santa Fe”, afirmó Lista.

En el laboratorio, los nanotubos son purificados por medio de un tratamiento térmico y con ácido con el fin de que se solubilicen mejor en el agua. Luego, para lograr selectividad hacia el arsénico y adsorberlo, les incorporan óxido de hierro en la superficie. Por último, los nanotubos modificados se agregan a la muestra contaminada, se agita la solución y luego se acerca un imán que atrae a los nanotubos que contienen hierro, por lo tanto, los arrastra y el arsénico es adsorbido. De ese modo, se recupera la muestra sin el contaminante.

La idea es que, una vez completado el análisis, el proceso se pueda aplicar a los pozos contaminados, colocando las nanopartículas en membranas que formen parte de un dispositivo diseñado especialmente. El agua cruda que sale del pozo podrá pasar por filtros que contengan los nanotubos modificados. De esa manera, pretenden que salga un líquido con niveles de arsénico permitidos para uso humano.

Origen

La idea surgió a partir de una problemática instalada en la ciudad: la escasez de agua potable debido a las bajas precipitaciones y el aumento poblacional desde hace muchos años, lo cual generó la merma en el nivel del dique Paso Piedras, principal fuente de dicho recurso para la población. “Una parte considerable de los vecinos optó por realizar perforaciones en sus terrenos como fuente alternativa, pero se observó que esas aguas contenían, en algunos casos, altos niveles de arsénico. Pero además, es una situación habitual en muchas ciudades y campos”, recalcó Lista.

HACRE, una enfermedad muy peligrosa

La presencia de arsénico en el agua es contraindicada porque su acumulación en el tiempo provoca serias enfermedades como el Hidro Arsenicismo Crónico Regional Endémico (HACRE), que puede derivar en estados cancerígenos. Se estima que uno de cada cien afectados por HACRE desarrollará tumores malignos en piel, vejiga, riñón o pulmón. La enfermedad se vincula directamente con el consumo de agua de pozo, en zonas donde la alta concentración de este mineral se debe a la composición geológica del suelo, a la contaminación industrial o por pesticidas.-

Marcelo C. Tedesco
Universidad Nacional del Sur

000000000000000000000000000000

La Puna, un ecosistema único en el mundo

Ventana a la prehistoria que lucha por permanecer abierta
Científicos del Conicet trabajan para salvar a microorganismos antiquísimos, que tambié tiene valor actual.
LAGUNA SOCOMPA, UNO DE LOS LUGARES DE LA PUNA SALTO JUJEÑA DONDE SE ENCONTRARON LOS ESTROMATOLITOS, DE GRAN VALOR CIENTIFICO.
En la región de la Puna, semejante al paisaje de la Tierra primitiva, habitan microorganismos de valor histórico pero también actual, que pueden aportar a la disminución del calentamiento global o a la creación de antibióticos. Sin embargo, está amenazado por la minería y el turismo no regulado. Científicos del Conicet trabajan para salvarlo.
Los diminutos seres vivos aportan a la creación de antibióticos, la biominería y disminuci del calentamiento global.
Según una nota realizada por Nadia Luna, de la Agencia CTyS, la Puna es una ventana a la prehistoria que lucha por continuar abierta. Un mundo de enigmas que esperan ser develados. Un refugio de diminutos seres vivos que, sin saberlo, aportan a actividades diversas como la creación de nuevos antibióticos, la biominería y la disminución del calentamiento global. El ecosistema extremo de la Puna es único en el mundo por su semejanza con el paisaje de la Tierra primitiva pero, actualmente, está amenazado por la minería y el turismo no regulado.
Farías planea hablar con autoridades de medio ambiente del NOA, y preservar el ecosistema de divulgación turística.
Buscando preservar este tesoro natural, científicos del Laboratorio de Investigaciones Microbiológicas de Lagunas Andinas (Limla) del Conicet están trabajando en tres posibles soluciones que se complementan entre sí: armar un banco genético con muestras de la biodiversidad del lugar; lograr que el ecosistema sea declarado patrimonio de la humanidad; y crear una ruta de turismo científico que atraviese toda la región.
“Luego de las extinciones masivas ocurridas en la Tierra hace millones de años, las bacterias que viven en este ambiente fueron las que prepararon al planeta de vuelta para la vida, captando el exceso de dióxido de carbono y liberando oxígeno. Por lo tanto, además de tener un valor histórico, estos microorganismos pueden aportar soluciones al problema del calentamiento global”, explica a la Agencia CTyS la doctora en Ciencias Biológicas María Eugenia Farías, investigadora del Limla responsable de los tres proyectos.
Según la científica, en la Puna, hay miles de millones de bacterias compitiendo por recursos no abundantes, como la materia orgánica, la luz y el oxígeno. “A esta especie de guerra química entre los microorganismos la podemos usar para obtener nuevos antibióticos, por ejemplo, antitumorales”, precisa. Además, debido a la altura y al clima seco, los pequeños habitantes desarrollan un filtro solar natural y compuestos para no deshidratarse, que pueden utilizarse en biorremediación y la industria cosmética.
Reliquias de un mundo distinto
Las cadenas montañosas de la Puna se recortan en el horizonte a miles de metros de altura, atravesando el norte de Chile, la parte occidental de Bolivia, el centro y sur del Perú y el Noroeste argentino (NOA). El paisaje es único por lo bello, pero también por lo inhóspito. Convive con factores ambientales extremos como una amplia variación diaria de temperatura (-20 a 25º C), fuerte incidencia de rayos ultravioleta (UV) y alta concentración de metales.
En 2009, el equipo comandado por Farías descubrió, en dos sitios de este peculiar ecosistema ubicados a unos 4.000 metros sobre el nivel del mar, la presencia de rocas orgánicas formadas por agrupaciones de microbios, llamadas estromatolitos. Se trata de estructuras que aparecieron hace 3.500 millones de años y nunca se extinguieron. Son los responsables de la oxigenación de la atmósfera terrestre y la creación de la capa de ozono a lo largo de distintas eras geológicas. En tanto, sus restos fosilizados forman montañas, como puede apreciarse en el Valle de la Luna, en San Juan.
Uno de los sitios privilegiados es la Laguna Socompa, ubicada en el punto limítrofe entre Argentina y Chile, a los pies del volcán al que le debe su nombre. Aquí, los estromatolitos son unas rocas rosadas que reposan a orillas de la laguna. El otro sitio es Tolar Grande. Cerca de un pueblo de 140 habitantes, se observan seis parches de agua turquesa hipersalina conocidos como Ojos de mar. Toda su superficie es como un arrecife de estromatolitos.
“Ante el inminente boom minero, estamos armando un banco genético en el laboratorio para guardar todos los genes que sea posible”, cuenta Farías. “Ya tenemos casi 400 algas, hongos, bacterias y otros microorganismos que han sido aislados, identificados y preservados para futuras investigaciones”. De hecho, en el Limla ya se están desarrollando líneas de trabajo dirigidas a aislar bacterias resistentes a rayos UV, arsénico y salinidad. Además, el ADN también se procesa en el país.

Un paseo a través del tiempo

Actualmente, la economía de la región se centra en la minería, una actividad que transforma inevitablemente el paisaje como consecuencia de la remoción del terreno y puede contaminar las lagunas con sustancias altamente tóxicas. Otro peligro que acecha al tesoro histórico que guardan los estromatolitos es el turismo no regulado, ya que se pueden producir saqueos, por ejemplo, si los turistas se llevan piezas con material genético a modo de recuerdo o, también, saqueos con fines científicos.
“Por eso, tomamos la iniciativa de contactarnos con todos los investigadores que trabajen con este tipo de ecosistemas en el mundo. Y nos vamos a reunir en julio del año que viene, en Japón, para proponer que estos ecosistemas, que deben ser apenas siete o diez en todo el mundo, sean declarados de interés científico de la humanidad”, anuncia la científica. “Un ambiente con tantas aplicaciones biotecnológicas, con tantas respuestas a los problemas de la humanidad, no se puede perder”.
Por otra parte, Farías cree que la preservación de un ecosistema también puede dejar beneficios económicos. “Con el centro del Conicet de Tucumán, estamos trabajando en una propuesta para crear una ruta de turismo científico que se llamará ’La ruta del origen de la vida’. Atravesaría toda la Puna y pasaría por ambientes poblados de volcanes activos, lagunas, estromatolitos, todos paisajes muy similares a lo que fue la Tierra primitiva”, apunta.-

01/02/2012 El Tribuno – Jujuy –

00000000000000000000000000000000000000000

Se acelera la separación de un gran bloque de hielo antártico

La grieta que apareció hace un año en el glaciar de la isla Pine, en la Antártida, comenzó a ensancharse velozmente en los últimos días, confirmando la formación de un témpano de 880 kilómetros cuadrados, la superficie de Nueva York. Según las últimas fotografías satelitales de la Nasa, que está haciendo un seguimiento minucioso del fenómeno, la grieta tiene 18 kilómetros de largo y una profundidad de 50 metros. La brecha aumento a un ritmo de dos metros por día. Contrariamente a que los científicos creyeron en una primera instancia, la grieta no se creó por el calentamiento global sino a causa de un fenómeno natural. La separación del enorme bloque se observó por primera vez a finales de septiembre de 2011, cuando investigadores de la Nasa estaban volando sobre el hielo de la Antártida para observar los cambios en los hielos de la región para tener parámetros sobre las posibles modificaciones climáticas a causa del calentamiento. Grandes icebergs de ese tamaño se forman de manera periódica en la Antártida. El último gran desprendimiento de glaciar Pine ocurrió en 2001, aunque no tuvo las dimensiones del actual. Los glaciólogos estiman que el iceberg en formación estará separado en las próximas semanas. El glaciar de la isla Pine es uno de los cinco más grandes de la Antártida y la importancia de su estudio radica en que el flujo de esta corriente de hielo se aceleró en los últimos años. Según los glaciólogos, si el Pine se derritiese aumentaría entre uno y dos metros el nivel del mar circundante y desestabilizaría toda la capa de hielo de la Antártida oriental. A diferencia de la mayoría de las grandes corrientes de hielo de la Antártida Occidental, las que se desprenden en el mar de Amundsen no están protegidas del mar por grandes plataformas flotantes de hielo. No tiene defensas. Además, aunque la superficie del glaciar está por encima del nivel del mar, la base se encuentra por debajo y se socava al interior, esto sugiere que no hay una barrera geológica para detener un retroceso del hielo una vez que se ha iniciado. La velocidad de glaciar Pine Island aumentó en un 73 por ciento de 1974 a finales de 2007, con un incremento del 8 por ciento en los últimos 16 meses de este período. Esta velocidad hizo que la masa de hielo en movimiento tuviese un balance de masa que se reduce en cada año. Mediciones por GPS a lo largo del centro de la corriente de hielo demuestran que esa aceleración se mantiene elevada aún 200 kilómetros tierra adentro. La tasa de adelgazamiento en el cauce central del glacial se ha cuadruplicado desde 1995 a 2006. Si se mantiene la tendencia, los científicos aseguran que el 100 años ese cauce podría estar a flote. El glaciólogo Robert Bindschadler descubrió que la gran grieta se formó en 2001, y que crecía rápidamente. Nuevas fotografías tomadas en 2009 advirtieron de posibles vías de agua caliente que estaban haciendo derretir el glaciar. La posición de la zona del glaciar Pine es latitud 62.43 grados sur y 60.16 grados oeste. El primer barco en llegar a esa zona fue el rompehielos Glaciar USS en 1985, operado por la guardia costera de EEUU en una misión científica, la Deep Freeze, que se encargó de tomar muestras de los sedimentos marinos. Más tarde, con la colaboración británica los científicos usaron un submarino robótico al cual llamaron Autosub 3 para explorar los canales glaciares y la cavidad entre la el suelo y los glaciares.

01/02/2012 La Capital – Rosario –

0000000000000000000000000000000000000000000000000000

La zona céntrica de Santiago se convierte en uno de los sitios más calientes de todo el país

La ubicación geográfica, el crecimiento de la construcción y la falta de árboles generan este fenómeno, según explica el investigador y académico, Victorio Mariot.
Publicado el 01/02/2012 – Santiago del Estero es sinónimo de calor, cuando en los noticiarios nacionales se habla de olas de calor, siempre es punto de referencia nuestra provincia que suele registrar las temperaturas más altas del país. Y fronteras adentro de la provincia, la ciudad capital y particularmente el microcentro, es el sitio más caliente, con valores que sobrepasan entre 5 y 10 grados a lo que marca el termómetro en el resto de la ciudad.
Una serie de factores conspira para que los santiagueños de la capital estemos destinados a soportar verdaderos días de “fuego” durante la época estival. Pero esto podría cambiar si se consiguiera un arbolado óptimo que haría descender la temperatura cerca de 10 grados.
Así lo reveló a EL LIBERAL el investigador y académico Victorio Mariot, titular de la consultora Geo Noa, quien reveló que la expansión de las construcciones y la pavimentación de calles representan una mayor superficie cubierta de hormigón, material que no absorbe el calor, sino que lo disipa constantemente. Eso y la falta notoria de árboles, conllevan a que Santiago esté mutando hacia un “clima desértico”.
Arde la ciudad
Primeros días de enero, en un campo de Colonia Dora, un grupo de especialistas trabaja bajo el sol con 50,5 °. El calor se siente, arde la piel. Terminada la jornada, el grupo regresa a la ciudad capital, cerca de las 20, oscurece y el termómetro del vehículo marca 39° en la ruta. Minutos más tarde, llegan al centro de la capital, frente a la plaza Libertad, y llamativamente, el mismo termómetro da cuenta de que en ese punto de la ciudad, en plena noche, se registran 48°.
‘La explicación de esto es la presencia de hormigón que es como estar en el clima de desierto, en el campo hay algo de humedad en el suelo y eso contribuye a aminorar la diferencia de temperatura. El agua del suelo se calienta y evapora, y al evaporarse toma el calor del ambiente, es como cuando uno se moja el brazo y le da el viento, se siente la frescura, porque el agua que de la piel se está evaporando y para evaporarse necesita de la energía del brazo, y con esa energía se va el calor’, puntualizó Mariot.
El docente universitario precisó que “éste es el proceso de transpirar, que protege de un calentamiento al cuerpo”, y señaló que la ciudad capital padece además de un déficit importante de árboles.
“Toda ciudad debe tener un porcentaje de árboles. El árbol además de absorber el anhídrido carbónico oxigena la ciudad, es lo que combate la polución, pero además, transpira, cede humedad, la misma humedad que cede el suelo, la ceden los árboles porque transpiran como nosotros con un sistema diferente, si no se recalentarían. Esto hace que la ciudad pueda mantener un equilibrio con el ecosistema. Pero lamentablemente, en Santiago hay un déficit de árboles tremendo”, cuestionó.-

El Liberal – Santiago del Estero – 01/2/2012

0000000000000000000000000000000000000000000000

FST: Declaración de la Asamblea de los Movimientos Sociales

(Domingo 29 de enero de 2012) El Foro Social Temático (FST) termina hoy en Porto Alegre y ha supuesto el pistoletazo de salida de una gran movilización global que debe desembocar en la Cumbre de los Pueblos, a celebrarse de forma paralela a la reunión oficial de Río +20. Anoche, la Asamblea de Movimientos Sociales emitió su comunicado en el FST. Reproducimos íntegra esta contundente declaración de intenciones.

Declaración

Nosotros, pueblos de todos los continentes, reunidos en la Asamblea de movimientos sociales durante el Foro Social temático Crisis capitalista, Justicia social y ambiental, luchamos contra las causas de una crisis sistémica que se expresa en una crisis económica, financiera, política, alimentaria y ambiental, colocando en riesgo la propia sobrevivencia de la humanidad. La descolonización de los pueblos oprimidos y el enfrentamiento al imperialismo es el principal desafío de los movimientos sociales de todo el mundo.

En este espacio nos reunimos desde nuestra diversidad, para construir juntos agendas y acciones comunes contra el capitalismo, el patriarcado, el racismo y todo tipo de discriminación y explotación. Por eso, reafirmamos nuestros ejes comunes de lucha, adoptados en nuestra Asamblea en Dakar, en 2011.

Lucha contra las transnacionales

Lucha por la justicia climática y por la soberanía alimentaria

Lucha por la eliminación de la violencia a la mujer

Lucha por la paz, contra la guerra, el colonialismo, las ocupaciones y la militarización de nuestros territorios

Los pueblos de todo el mundo sufren hoy los efectos del agravamiento de una profunda crisis del capitalismo, en la cual sus agentes (bancos, transnacionales, conglomerados mediáticos, instituciones internacionales y gobiernos a su servicio) buscan potenciar sus beneficios a costa de una política intervencionista y neocolonialista. Guerras, ocupaciones militares, tratados neoliberales de libre comercio y “medidas de austeridad” expresadas en paquetes económicos que privatizan bienes, rebajan salarios, reducen derechos, multiplican el desempleo y explotan recursos naturales. Estas políticas afectan con intensidad a los países más ricos del Norte, aumentan las migraciones, los desplazamientos forzados, los desalojos, el endeudamiento, y las desigualdades sociales.

La lógica excluyente de este modelo sirve solamente para enriquecer a una pequeña élite, tanto en los países del Norte como en los del Sur, en detrimento de la gran mayoría de la población. La defensa de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos, la justicia económica, ambiental y de género, son la llave para el enfrentamiento y la superación de la crisis, fortaleciendo el protagonismo de un Estado libre de las corporaciones y al servicio de los pueblos.

El calentamiento global es el resultado del sistema capitalista de producción distribución y consumo. Las transnacionales, las instituciones financieras, los gobiernos y organismos internacionales a su servicio, no quieren reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Ahora intentan imponernos la “economía verde” como solución para la crisis ambiental y alimentaria, lo que además de agravar el problema, resulta en la mercantilización, privatización y financiarización de la vida. Rechazamos todas las falsas soluciones para esas crisis, como los agro-combustibles transgénicos, la geo-ingeniería y los mercados de carbono, que son nuevos disfraces del sistema.

La realización de Río+20, en el mes de junio en Río de Janeiro, pasados 20 años de la Eco ’92, refuerza la centralidad de la lucha por justicia ambiental en oposición al modelo de desarrollo capitalista. El intento de “enverdecimiento” del capitalismo, acompañado por la imposición de nuevos instrumentos de la “economía verde”, es una alerta para que los movimientos sociales reforcemos la resistencia y asumamos el protagonismo en la construcción de verdaderas alternativas a la crisis.

Denunciamos la violencia contra la mujer ejercida regularmente como herramienta de control de sus vidas y sus cuerpos. Además, el aumento de la explotación de su trabajo para atenuar los impactos de la crisis y mantener el margen de ganancia constante de las empresas. Luchamos contra el tráfico de mujeres y de niños, las relaciones forzadas y el prejuicio racial. Defendemos la diversidad sexual, el derecho a la autodeterminación de género y luchamos contra la homofobia y la violencia sexista.

Las potencias imperialistas utilizan bases militares extranjeras para fomentar conflictos, controlar y saquear los recursos naturales y promover dictaduras en varios países. Denunciamos el falso discurso en defensa de los derechos humanos, que muchas veces justifica las ocupaciones militares. Nos manifestamos contra la permanente violación de los derechos humanos y democráticos en Honduras, especialmente en el Bajo Aguán, el asesinato de sindicalistas y luchadores sociales en Colombia y el criminal bloqueo a Cuba que completa 50 años. Luchamos por la liberación de los 5 cubanos presos ilegalmente en los Estados Unidos, la ocupación ilegal de las Islas Malvinas por Inglaterra, las torturas y las ocupaciones militares promovidas por los Estados Unidos y la OTAN en Libia y Afganistán. Denunciamos el proceso de neo-colonización y militarización que vive el continente africano y la presencia de la Africom. Nuestra lucha es también por la eliminación de todas las armas nucleares y contra la OTAN.

Expresamos nuestra solidaridad con las luchas de los pueblos del mundo contra la lógica depredadora y neocolonial de las industrias extractivas y mineras transnacionales, en particular, con la lucha del pueblo de Famatina en Argentina, y denunciamos la criminalización de los movimientos sociales.

El capitalismo destruyó la vida de las personas. Por eso, cada día nacen múltiples luchas por justicia social para eliminar los efectos dejados por el colonialismo y para que todos y todas tengamos una calidad de vida digna. Cada una de estas luchas implica una batalla de ideas que hace imprescindible acciones por la democratización de los medios de comunicación, controlados hoy por grandes conglomerados, y contra el control privado de la propiedad intelectual. Al mismo tiempo exige el desarrollo de una comunicación independiente que acompañe estratégicamente nuestros procesos.

Comprometidos con nuestras luchas históricas, defendemos el trabajo decente y la reforma agraria como único camino para impulsar la economía familiar, campesina e indígena, y un paso central para alcanzar la soberanía alimentaria y la justicia ambiental. Reafirmamos nuestro compromiso con la lucha por la reforma urbana como instrumento fundamental en la construcción de ciudades justas y con espacios participativos y democráticos. Defendemos la construcción de otra integración, fundamentada en la lógica de la solidaridad, y el fortalecimiento de procesos como la UNASUR y la ALBA.

La lucha por el fortalecimiento de la educación, ciencia y tecnologías públicas al servicio de los pueblos, así como la defensa de los saberes tradicionales, se vuelven urgentes una vez que persiste su mercantilización y privatización. Manifestamos nuestra solidaridad y apoyo a los estudiantes chilenos, colombianos portorriqueños y de todo el mundo, que continúan en marcha en la defensa de estos bienes comunes.

Afirmamos que los pueblos no deben continuar pagando por esta crisis y que no hay salida dentro del sistema capitalista.
Se encuentran en la agenda grandes desafíos que exigen que articulemos nuestras luchas y que movilicemos masivamente.
Inspirados en la historia de nuestras luchas y en la fuerza renovadora de movimientos como la Primavera Árabe, Ocuppy Wall Street, los indignados y la lucha de los estudiantes chilenos, la Asamblea de los Movimientos Sociales convoca a las fuerzas y actores populares de todos los países a desarrollar acciones de movilización coordinadas a nivel mundial. Debemos contribuir a la emancipación y auto-determinación de nuestros pueblos, reforzando la lucha contra el capitalismo.

Convocamos a todas y todos a fortalecer el Encuentro internacional de derechos humanos en Solidaridad con Honduras y a construir el Foro social Palestina Libre, reforzando el Movimiento global de boicot, desinversiones y sanciones contra el Estado de Israel y su política de apartheid contra el pueblo palestino.

Tomemos las calles a partir del día 5 de junio en una gran jornada de movilización global contra el capitalismo. Convocamos a impulsar la Cumbre de los Pueblos por justicia social y ambiental, contra la mercantilización de la vida y en defensa de los bienes comunes, frente a la Rio+20.

¡Si el presente es de lucha el futuro es nuestro!

Porto Alegre, 28 de enero de 2012

Asamblea de los Movimientos Sociales

http://www.otramerica.com

Los pueblos ya no deben pagar la crisis, claman en el foro social de Porto Alegre

(Afp y Dpa). Los pueblos no pueden continuar pagando por esta crisis, clamaron este sábado en Porto Alegre, al sur de Brasil, movimientos sociales de diversos países en un documento con las conclusiones del Foro Social Mundial, el mayor encuentro ciudadano anticapitalista del planeta.

Las organizaciones que participan hasta el domingo en el encuentro que se contrapone al Foro Económico Mundial que reúne a gobernantes y empresarios en Davos, Suiza, convocaron a una “movilización mundial contra el capitalismo”.

La jornada de manifestaciones en las calles de todo el mundo fue propuesta para el 5 de junio, de manera simultánea a la cumbre Río+20 de la Organización de Naciones Unidas (ONU), a fin de presionar a los gobernantes a adoptar un compromiso con un real desarrollo sustentable en el planeta.

“Un Estado autónomo de las corporaciones y al servicio de los pueblos”, pidió el foro, que rechazó “las medidas de austeridad –de los gobiernos ante la crisis, especialmente en Europa y Estados Unidos–, expresadas en paquetes económicos que privatizan bienes, rebajan salarios, reducen derechos, multiplican el desempleo y explotan los recursos naturales”.

En el foro resurgió con fuerza el lema adoptado por el movimiento Ocupa Wall Street a final del año pasado, cuando ciudadanos en distintos países expresaban a las elites políticas y económicas que no se sienten representados: “somos el 99 por ciento, ustedes son el uno por ciento”.

Indignados de España, representantes de la primavera árabe, Ocupa Wall Street y representantes de gremios estudiantiles de Chile participaron en el foro trayendo consigo aires nuevos de la más reciente ola de protestas e “indignación” ciudadana en el mundo.

Justicia ambiental

Los movimientos sociales clamaron por “justicia ambiental y social” e instaron a los jefes de Estado y de gobierno que participarán de Río+20 a poner fin al “proceso de destrucción del planeta” resultante del capitalismo.

La crisis del capitalismo, afirman, es causada por los “agentes del sistema”, a su entender los bancos, las multinacionales, los grandes medios de comunicación, las instituciones internacionales y los gobiernos a su servicio.

“El calentamiento global es resultado de un sistema capitalista de producción, distribución y consumo” dominado por las empresas multinacionales, instituciones financieras y organismos que no quieren reducir la emisión de gases contaminantes, sostiene el documento con las conclusiones del foro.

La asamblea de cierre se celebró el sábado. La invitada estrella del Foro Social fue la presidenta Dilma Rousseff, quien se hizo eco de algunos reclamos y declinó ir al ‘Foro de los poderosos’ en Davos. La siguiente convocatoria del Foro Social Mundial será en 2013 en El Cairo.-

La Jornada, México

000000000000000000000000000000000000000000000

17/1/2011… FAMATINA

El Corte”, como le dicen todos, queda a siete kilómetros de Famatina. Y ayer cumplió 15 días a todo vapor: con una caravana multitudinaria en la ciudad riojana que se resiste a la instalación de un emprendimiento minero a cielo abierto y con otros actos en muchos otros puntos del país en apoyo al grito de los asambleístas: “El Famatina no se toca”.
No fue casual. Ayer, 16 de enero, estaba estipulado como el día D, el límite que se había propuesto el gobierno riojano para, de una forma u otra, despejar el camino hacia la montaña para que los empleados de Osisko Mining Corporation se trasladen al lugar donde se supone que obtendrán, después de un proceso cuestionado por su poder destructivo, oro, plata y 62 minerales más.
Pero el 16 de enero fue, al fin, una fecha simbólica para los vecinos de los pueblos que rodean al Cerro Famatina y que hacen malabares y esfuerzos para sostener el piquete, a veces con sus familias, otras acompañados por contribuyentes a la causa que llegaron de otros lugares.
María Pía Silva, 26 años, comunicadora social, miembro de la asamblea de Chilecito, lleva una quincena en el camino de alturas. “Esta mañana bajamos a la plaza principal, a siete kilómetros del corte, e hicimos una caravana por toda Famatina hasta volver. Fue muy positiva. Pero hay un silencio absoluto del gobierno provincial: el gobernador se fue de vacaciones y el vice también, no sabemos ni siquiera quién está a cargo”, le contó a Tiempo Argentino.
Por lo pronto, a pesar del silencio de la prensa provincial (a excepción de la FM de Famatina), los asambleístas vienen ganando terreno. El gobierno riojano se vio obligado a retirar a los policías de Chilecito y Famatina, porque la mayoría de los efectivos se negaba a actuar ante una eventual orden de desalojo. Y la Brigada de Acción Operativa, enviada desde la capital provincial ya no amenazaba a los manifestantes, sino que observaba todo desde lejos.
Las Asambleas Ciudadanas exigieron ayer al gobierno de La Rioja la “anulación inmediata” del convenio con la empresa canadiense para la exploración y explotación del Famatina. Además, ratificaron en un comunicado que el corte y campamento en Alto Carrizal permanecerá hasta que el gobierno provincial anule esos convenios.
En el texto también responsabilizaron a Herrera y al gobierno nacional por “cualquier accionar represivo de las fuerzas de seguridad” durante las manifestaciones.
El acto principal contó con la presencia del cura párroco Omar Quinteros, quien bendijo la jornada. Y en la capital riojana se realizó una campaña de recolección de firmas para pedir que se den de baja los convenios con empresas mineras que utilizan el método de extracción a cielo abierto. También hubo marchas en otras ciudades, incluida la de Buenos Aires, donde se convocó a una protesta frente a la Casa de La Rioja.
El intendente de Famatina, Ismael Bordagaray, ratificó que “es el pueblo el que se levantó para expresar su oposición al emprendimiento minero y tomó la decisión de no permitir el acceso a la empresa canadiense”.
Bordagaray se refirió también a las versiones oficiales sobre la legitimidad de las asambleas: “Nosotros creemos que lo correcto es estar junto al pueblo en las causas justas. Es mentira lo que dicen los medios que aseguran que es un grupo minoritario”, señaló.
“Fue un gran día. Ahora vamos a compartir la jornada de lucha. Y proyectar. No levantamos el corte hasta que no se derogue el convenio, esa es nuestra idea y vamos a conversar sobre las mejores formas para mantener la medida”, concluyó la asambleísta María Pía Silva.-

Rodolfo González Arzac
Tiempo Argentino

0000000000000000000000000000000000

09/12/2011… Sudáfrica: Cumbre climática

Los países que asistieron a la XVII reunión de la ONU sobre Cambio Climático (COP17) acordaron activar el Fondo Verde para el Clima (FVC), un instrumento que deberá gestionar 100 mil millones de dólares anuales comprometidos por las economías industrializadas, con los que a partir de 2020 se deberá ayudar a los países más pobres a adaptar mejor sus economías a la tecnología “verde”. Aún no se resolvió la aprobación de “un segundo período de compromiso del Protocolo Kioto”, el pacto que estipula una reducción de los gases que generan el “efecto invernadero” provocado por los modelos productivos, que expira a finales de 2012 y a favor del cual cientos de personas se manifestaron frente al Centro Internacional de Convenciones de Durban, donde se desarrolló el encuentro.

El paso de los manifestantes al ICC fue obstruido por un cordón de guardias, que les impidieron llegar al plenario donde tiene lugar parte de la última jornada de la reunión. “No a las transnacionales”, “No maten a Africa”, “Salven a nuestras mujeres y niños”, “No queremos morir”, fueron algunas de las consignas levantadas por los “indignados”.

“Los países quieren que el FVC sea puesto en marcha aquí en Durban”, dijo la presidenta del COP17 y ministra de Exteriores de Sudáfrica, Maite Nkoana-Mashabane, durante en una rueda en a que aclaró que “lo que se está estudiando ahora es la financiación a largo plazo para no poner en marcha una caja vacía”. En cambio, respecto de la continuidad del Protocolo de Kyoto, la funcionaria afirmó que las discusiones de hoy, el último día, giran en torno a “varias opciones”, entre las cuales están tanto la aprobación de un segundo período de ese acuerdo, como su caída.

“El principal objetivo -declaró- es lograr la convergencia entre las partes sobre cómo nos comprometemos a un segundo período de compromiso del Protocolo y cómo afrontar el futuro.” En ese sentido precisó que la Unión Europea, la Asociación de Pequeñas Islas Estado, los Países Menos Desarrollados, y el G77 (países en desarrollo y emergentes) más China “están avanzando hacia posturas comunes”.

Tal como en todas las cumbres climáticas, Estados Unidos manifestó su desacuerdo sobre cuestiones relacionadas tanto a la estructura del FVC como al respeto del Protocolo. “El mundo -concluyó Nkoana-Mashabane- espera con anticipación el resultado de la conferencia. El tiempo es muy escaso. Hemos trabajado durante la pasada noche y seguiremos durante el día para garantizar que logramos el mejor resultado posible”.-

00000000000000000000000000000000000000000000

01/12/2011… Cambio climático: América Latina busca respuestas

América Latina, más vulnerable ante los eventos climáticos extremos que ponen en peligro sus inmensos recursos naturales y agrícolas, busca respuestas en la conferencia de la ONU contra el cambio climático que se inició esta semana en Durban, Sudáfrica.
«Hay un gran interés en América Latina para que se produzcan resultados en Durban que ayuden a enfrentar el cambio climático», afirmó Tim Gore, jefe de políticas de clima de la ONG Oxfam.
«Los países latinoamericanos han comenzado a preocuparse más para conseguir acuerdos que los ayuden ante el impacto de esos eventos extremos, que están aumentando y que contribuyen al hambre y la pobreza», añadió.
Los especialistas en el área coinciden. «América Latina es muy vulnerable a los eventos climáticos extremos. Hemos tenido pérdida de masas de hielo en los Andes que afecta la disponibilidad de agua para la agricultura, provoca fuertes temporales en Centroamérica e inundaciones y sequías de norte a sur», dijo Carlos Rittl, coordinador de la organización World Wild Fund (WWF) en Brasil.
Guatemala, Colombia y Honduras lideraron con Pakistán y Rusia la lista de países que en 2010 se vieron más afectados por problemas climáticos graves, según el Índice de Riesgo Climático divulgado el martes en Durban.
Centroamérica, que ha vivido fuertes temporales, ha decidido llevar una posición conjunta en Durban para buscar «el reconocimiento de nuestra realidad de alta vulnerabilidad climática», informó el ministro salvadoreño de Medio Ambiente, Herman Rosa Chávez.
América Latina es hoy considerada una de las contadas áreas en el mundo con disponibilidad de tierras y agua y donde la producción de alimentos puede aumentar significativamente.
Pero un estudio del instituto de investigación agrícola del Gobierno brasileño Embrapa advierte de los impactos del cambio climático en un país que para 2070 podría perder un 40% de la producción de soja si no se hace nada al respecto.
Latinoamérica también acoge grandes bosques y la Amazonía, la mayor selva tropical del planeta que se extiende por nueve países y que tiene un papel clave en la regulación climática mundial, ya que cuando no es deforestada, ayuda a regular la disponibilidad de agua en prácticamente toda Sudamérica e impide una gigantesca emisión de carbono a la atmósfera.
«Si talas los árboles grandes e incendias la selva, la tierra se seca. El mundo debe escuchar el grito de la tierra que está pidiendo ayuda», dijo Davi Kopenawa, portavoz de los indígenas yanomami de la Amazonía de Brasil.
Unos 190 países se reúnen desde esta semana en Durban para buscar acuerdos que ayuden al mundo a enfrentar el cambio climático.
La mayoría de los países latinoamericanos coordinarán sus posiciones dentro del llamado Grupo 77 más China, presidido por la Argentina y que abarca a 132 países en desarrollo.
El principal objetivo del G-77 es conseguir que los países ricos se comprometan a renovar el Protocolo de Kioto, el único acuerdo que los obliga a reducir las emisiones nocivas al planeta y cuya vigencia expira en 2012.
También exigirán financiar el Fondo Verde creado en la conferencia del año pasado en Cancún para solventar las necesidades de los países en desarrollo ante el cambio climático.
«Aquellos que se enriquecieron a costa del sacrificio del medioambiente global deben ahora asumir las responsabilidades que les caben», afirmó José Argüello, el negociador argentino que preside el G-77.
Brasil, el principal emisor de gases nocivos al clima de la región, coordina también con los grandes emergentes China, India y Sudáfrica. Los países del ALBA (Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y las Granadinas) también reclaman más ambición para enfrentar el cambio climático.
Bolivia fue el año pasado el único país que se opuso a los acuerdos, en reclamo de una posición más ambiciosa para enfrentar el cambio climático, aunque un cambio de la delegación sugiere una posición menos frontal este año.

Agencia AFP

000000000000000000000000000000000000000000000000

29/11/2011… Una cuestión de vida o muerte.” Con esa sentencia, el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, marcó la apertura de la Cumbre sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas y alentó a los 20 mil delegados de 200 países presentes a comprometerse con la reafirmación de un sistema legal multilateral que permita f renar las emisiones de dióxido de carbono. Como en las citas anteriores, esta comienza con un marcado escepticismo.

El desafío de renovar el Protocolo de Kyoto, que expira en 2012, está signado por la falta de voluntad de los países desarrollados para invertir en el medioambiente y, aun peor, por una tensión entre los Estados Unidos y las economías emergentes por ver quién debe hacerse cargo de las consecuencias de sus modelos productivos.

El Protocolo obliga a 37 naciones industrializadas y a la Unión Europea a reducir en un 5% sus emisiones con respecto a 1990. Como se firmó en 1997, el acuerdo dejó sin compromisos a grandes países como Brasil, la India y China, pr incipal emisor de CO2, hoy resistente a asumir las responsabilidades del tratado hasta tanto no lo ratifique los EE UU, el segundo emisor.

Se trata de un laberinto sin salida: el enviado estadounidense, Jonathan Pershing, confirmó ayer en Durban que “la estructura de un acuerdo que nos obligue a nosotros y no a las grandes economías emergentes es insostenible”, y recordó: “No estamos en el debate” de la renovación del pacto.

El futuro de Kyoto se nubló aun más después de que el gobierno de Canadá manifestara que el acuerdo es “cosa del pasado”, sin desmentir versiones que hablan de su retirada formal. Ante ese panorama, el jefe negociador de la UE, Tomasz Chruszczow, abogó por fijar una “hoja de ruta” para alcanzar un “acuerdo global que complemente lo que hay ahora”, y la secretaria ejecutiva de la Convención, Christiana Figueres, trajo optimismo citando al ex presidente Nelson Mandela en su célebre frase: “Todo parece imposible hasta que se consigue.” Aún no hay precisiones sobre la posición que llevará la Argentina.

Según explicaron fuentes de la Cancillería, durante la primera semana, donde los expertos trabajan en aspectos técnicos, la delegación argentina estará encabezada por la directora general de Asuntos Ambientales, Silvia Merega.

Para el segmento final viajaría a Durban el vicecanciller Alberto D’Alotto.

El año anterior, el entonces secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Homero Bibiloni, lideró la comisión con una estrategia basada en la región SurSur. Se supone que la Argentina volverá a poner el eje en la separación entre “deudores” y “acreedores” ambientales y en la idea de que los países en desarrollo pueden reducir emisiones pero sin condicionar sus crecimientos económicos, especialmente con la amenaza de la crisis financiera internacional.

La Cumbre anterior, en Cancún, había arrancado con una desconfianza similar. Países en desarrollo y naciones industrializadas no zanjaban sus posturas irreconciliables.
Al fin, el resultado fueron dos documentos –sin el consenso de la delegación boliviana– que determinaron la creación de un “Fondo Verde” de 100 mil millones de dólares anuales a partir de 2012, y el requisito de que la temperatura de la Tierra no pueda aumentar más de 2 grados. Así, la Cumbre logró poner compromisos en la agenda y avanzó un paso respecto al decepcionante encuentro de Copenhague, en 2009. Pero la redacción de un único pacto global obligatorio para todas las naciones quedó como un objetivo para retomar estos días en Durban.

El desafío es reafirmar el endeble entendimiento alcanzado en Kyoto en 1997.

El Protocolo expira en 2012.
Inseguridad alimentaria

La organización humanitaria Oxfam presentó ayer en Durban un estudio sobre el incremento de la inseguridad alimentaria en el mundo debido a fenómenos meteorológicos extremos a escala global que, suponen, están influidos por el cambio climático. La ONG subrayó que el aumento progresivo de la frecuencia y la severidad de estos episodios agravarán “el impacto en las cosechas y en los precios de los alimentos, provocando una escasez de comida, desestabilizando los mercados y precipitando el alza de los precios”. El estudio cita como ejemplos la sequía en el Cuerno de África, que provocó la mayor crisis humanitaria de las últimas décadas; los tifones del sudeste asiático, en Vietnam y Tailandia; y los incendios desatados en Rusia y Ucrania. Durante esos sucesos, aseguró Oxfam, los precios de los alimentos, especialmente de cereales como el trigo y el arroz, aumentaron entre un 60 y un 80 por ciento.

Más emisiones 56 mil millones de toneladas. A esa cifra treparía la emisión de CO2 en 2020. En 2005, cuando entró en vigencia el Protocolo de Kyoto, se estimaban en 45 mil.-

000000000000000000000000000000000000000000000

23/11/2011… “El cambio climático no es nuevo, ni es culpa del hombre”

El cambio climático no es una situación anómala, sino que siempre ha ocurrido, según se desprende de los registros geológicos de, al menos, los últimos 10 mil años. No sería causado por la acción humana sino, principalmente, por la actividad solar. Así lo afirma una polémica hipótesis de un grupo de científicos.

Las pruebas -que contradicen varios trabajos, pronósticos y hasta la postura más radical de agrupaciones ambientalistas- indican que en los últimos 10 mil años hubo oscilaciones del nivel medio del mar provocadas por la alternancia de congelamientos y deshielos a causa de cambios climáticos de escala global. Pero además indican que, debido a su naturaleza, esa variación es incontrolable.

Los investigadores, que trabajan en los Institutos Argentino de Oceanografía (IADO) y de Geología del Sur (INGEOSUR) dependientes del Conicet y de la Universidad, y en el departamento de Geología, realizaron sus análisis con muestras de sedimentos barrosos del estuario de Bahía Blanca, de la Plataforma Continental Argentina y continuarán con una expedición a Tierra del Fuego.

El doctor Eduardo Gómez, vicedirector del IADO, explicó a InfoUniversidades que la hipótesis implica que la acción humana no podrá impedir el calentamiento global, que llegaría a su punto máximo en unos 600 años. “Pretendemos verificar una teoría que se opone a varios dogmas. Para nosotros está claro que, al menos durante los últimos 10 mil años, el sol rigió y rige las temperaturas globales de la Tierra; el cambio climático obedece a ciclos naturales y la evidencia está bajo el mar, en donde se pueden detectar las variaciones del nivel marino producidas por la fluctuación de la acción solar. Si disminuyó el nivel del mar, es que hizo frío, mientras que si éste ascendió es que se está ante un período cálido”, aclaró.

El especialista explicó que son las conclusiones de estudios de dos décadas y que se basaron en determinar la edad de los depósitos sedimentarios mediante la cantidad de Carbono 14 (14C) y de estudios paleoambientales con microfósiles. Tales estudios indicaron la existencia de varios niveles del mar por debajo de su posición actual, espaciados en el tiempo en forma regular. Por otro lado, mediante el análisis de las variaciones en el contenido de Carbono 14 en árboles fósiles (modulado por la actividad solar) durante los últimos 10 mil años, se determinó la existencia de un ciclo en la radiación solar coincidente con las variaciones del nivel del mar mencionadas.

Agregó que los datos locales se corresponden con otros detectados en diferentes regiones del mundo, como Brasil, Sudáfrica y Australia, aunque admitió que el tema no es sencillo de observar porque, entre otras cosas, se debe estudiar con relevamientos submarinos. Para sus investigaciones en diversos sectores del estuario local tomaron muestras de sedimento barroso a profundidades de hasta 15 metros. Estas muestras corresponden a planicies intermareales, como las que se pueden ver durante la bajamar, e indican entonces períodos fríos (baja radiación solar) donde, por aumento de los hielos continentales, el nivel del mar era más bajo que el actual.

“Esos datos muestran que los cambios de temperaturas a nivel global siempre existieron, incluso en épocas históricas: hay claros registros de que hace aproximadamente unos mil años los vikingos colonizaron Groenlandia durante un momento de calentamiento, cuando los hielos tenían menos presencia sobre la superficie terrestre que en la actualidad. Lo opuesto ocurrió en la Pequeña Edad de Hielo, hace 500 años aproximadamente, donde se vivió un pico de enfriamiento por el cual los vikingos que habitaban Groenlandia se extinguieron y el Támesis -el río que cruza la ciudad de Londres- se congelaba”.

“La acción del hombre en el planeta es importante pero en este caso no es determinante para modificar el clima a nivel planetario, porque no depende de la acción humana sino del sol. Por supuesto, cuanto menos contaminación haya es mejor para el planeta, pero no modificará la tendencia de lluvias, calor o aumento en el nivel del mar a escala global”, acotó. Según indican, las curvas de la tendencia en la radiación solar, en este momento el planeta está entre un pico frío y uno caliente, con la temperatura en ascenso. “En 600 años más, llegará el momento de mayor temperatura”, destacó.

Campaña en el Puerto Deseado

En 2012, los científicos del IADO continuarán con esta línea de investigación buscando datos en Tierra del Fuego. La campaña se realizará a bordo del buque ARA Puerto Deseado, y reunirá a científicos de distintos institutos del país y del extranjero. El objetivo principal es obtener sedimentos de la desembocadura de ríos de la provincia austral, en los cuales se pueden analizar los deshielos y de ellos, conocer el clima que se registraba hace miles de años.-

Marcelo C. Tedesco
Universidad Nacional del Sur

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

01/10/2011…. Argentina avanza, por primera vez, en una Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC) que sentará las bases de mitigación de las causas y adaptación al impacto producido por el fenómeno. Ayer fue presentada la fase inicial de ese plan, consensuado por los 24 organismos nacionales que conforman el comité gubernamental que se abocará al tema. El director de Cambio Climático de la Secretaría de Ambiente, Nazareno Castillo Marín, destacó que la concreción del proyecto evidencia que “se ha logrado incorporar la temática a la agenda nacional” y anticipó que la segunda parte del programa constará de una definición de las metas concretas y sus indicadores, a cumplir en un tiempo fijado.

Argentina es responsable de menos del uno por ciento de los gases de efecto invernadero emitidos mundialmente y, sin embargo, “se estima que si se continúa con el actual ritmo de producción el país habrá incrementado (las emisiones) en un 105 por ciento para el 2030”, especificaba Castillo Marín durante una reunión realizada con representantes de los ministerios de Economía, Planificación, Agricultura y Salud, entre otros. También participaron delegados de las secretarías de Industria y Transporte, y representantes del Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema) y del Consejo Hídrico Federal (Cofime).

La primera fase de la Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC) se basa en dos grandes ejes: atacar la producción de gases de efecto invernadero y, por otro lado, crear políticas de adaptación y de manejo de emergencias sobre los impactos del cambio climático existente. En el primer grupo, las estrategias estarán dirigidas a “mejorar la eficiencia energética, incrementar la participación de energías renovables, y aumentar la eficiencia en la industria, en la agricultura, en el tratamiento de los residuos sólidos urbanos y de los efluentes líquidos”. El punto número 13 de los ejes de acción promueve cambios en estilos de vida de la población.

El coordinador residente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Martín Santiago Herrero, resaltó en el encuentro realizado en el Hotel Sheraton Libertador que “la creación de la Estrategia determina una visión muy coherente y responsable del Estado argentino” y consideró “esencial que se continúe con la política de crecimiento económico con inclusión social, pero deberá incluirse también la cuestión del ambiente”.

Actualmente, según la Secretaría de Ambiente, la producción de gases de efecto invernadero a escala nacional corresponde en un 47 por ciento al sector de energía y en un 42 por ciento al de agricultura. Dentro de la estrategia prevista para el sector del campo, se prevé promover la diversificación e integración de producciones agropecuarias y forestales. Dentro de las convenciones sobre medio ambiente, el concepto de “responsabilidad común pero diferenciada” cobra vital importancia. Así lo entiende Martín Chojo, representante técnico de la Secretaría de Políticas Económicas, quien explicó que “en los acuerdos internacionales son parte inherente no sólo el compromiso a reducir la contaminación, sino a que los países con mayores recursos, que son los que mayores emisiones de gases tienen, financien” proyectos fuera de sus fronteras.-

0000000000000000000000000000000000000000000000000000

19/5/2011… El secretario de Ambiente, Juan José Mussi y el director general del Correo Argentino, Enrique Magiantini, presidieron el lanzamiento del matasellos conmemorativo del Año Internacional de los Bosques.
“Tal vez con un correo privado, esto no lo hubiésemos podido hacer; con el Correo Argentino, pudimos hacerlo”, expresó Mussi, quien recordó la crisis económica que vivió el país cuando, “en virtud de la pobreza y el desempleo, se permitieron realizar acciones que generaron un desarrollo no sustentable, como la tala indiscriminada o la sobreexplotación minera”.
“Hoy la coyuntura es otra, por lo que es hora de empezar a hacer algo”, señaló el funcionario.
En tal sentido, tras la plena vigencia de la Ley de Bosques y la reciente transferencia de $ 300 millones a las provincias, el titular de la cartera ambiental informó que, desde la Subsecretaría de Planificación y Política Ambiental, a cargo de Silvia Révora, se están creando centros de vigilancia del cuidado de los bosques y nodos regionales para inventariarlos.
“Por primera vez, la Nación aporta tantos recursos para la preservación de estos ecosistemas y debemos controlar que se cumpla la norma”, dijo Mussi.
Respecto al matasellos, el funcionario aseguró que es “una de las formas de atender la causa en vez de la consecuencia” y destacó el valor educativo que tendrá el uso de las estampillas en el país y en el exterior.
Por su parte, Magiantini agradeció a la Secretaría, con quien el Correo ha trabajado en tres oportunidades anteriores con eje en la temática ambiental, y recordó que a fines del año pasado se publicó un entero postal sobre Humedales.
Luego, el encargado del Correo procedió a la entrega de cuadros con el sello postal a Mussi, a la subsecretaria Révora y a Celina Montenegro, en nombre de Inés Gómez, directora de Bosques de la Secretaría de Ambiente.
Durante el lanzamiento, Révora manifestó que el 80% de la biodiversidad del planeta se encuentra en los bosques, cuya preservación “constituye una política ambiental estratégica”.
Además destacó que “por primera vez en 200 años la Secretaría de Ambiente trabaja fuertemente en la conservación y el manejo sustentable de los bosques”.
Los bosques nativos preservan la vida de las especies que los habitan y aquellas que viven de ellos; protege las cuencas, regulan el clima, son fuente de una alta diversidad biológica, fijan y conservan los suelos y dan refugio a pueblos originarios y campesinos criollos.
“El bosque es futuro; es un banco genético de medicinas”, puntualizó Révora y remarcó la importancia del cuidado de estos ecosistemas y de la tarea del Correo a través del matasellos.
Para finalizar, el titular de la institución postal invitó a las autoridades a realizar el matasellado y les hizo entrega de postales alusivas.
El 20 de diciembre de 2006, en su Sexagésimo Primer Peíodo de Sesiones Plenarias, la Asamblea General de Naciones Unidas declaró al 2011 como Año Internacional de los Bosques.
Hoy, la vida de 1.600 millones de personas depende directamente de los bosques del planeta, cuya protección es, para la ONU, el principal objetivo ambiental del año en curso, indicó la cartera ambiental.-

11/5/2011… En la provincia argentina de Corrientes el sistema de esteros y lagunas del Iberá, abarca alrededor de 12 mil kilómetros cuadrados de superficie y es considerado uno de los humedales más importantes de América Latina.

Un estudio –publicado en la revista de Biología Tropical de Costa Rica- describe cómo fue el pasado de las asociaciones vegetales en el margen oeste del Iberá 6 mil años antes del presente (AP). “Este sistema natural cumple un importante papel en la regulación del clima regional y es uno de los ambientes terrestres más aptos para la preservación del polen fósil”, señaló a la Agencia CyTA uno de los autores principales de la investigación, Lionel Fernández Pacella, investigador del CONICET en el Centro de Ecología Aplicada del Litoral.

Fernández Pacella y sus colegas recogieron muestras de sedimentos que fueron lavados y filtrados con diferentes técnicas y analizaron los diversos tipos de polen fosilizado. “Mediante la datación con Carbono 14 de las muestras (la cantidad de carbono 14, isótopo radioactivo del carbono, permite determinar la edad) se pudo conocer la antigüedad de los sedimentos que se depositaron en la zona. Asimismo fue posible averiguar datos atmosféricos de esas épocas remotas”, puntualizó el autor principal del estudio.

Algunos años atrás

De acuerdo con el trabajo, en el área de estudio alrededor de 6 mil años atrás predominó la vegetación herbácea Poaceae, constituida por pastos y juncos, en un clima húmedo. “Este período húmedo finalizó hace 5200 años, tendiendo a condiciones climáticas más secas ya que entre 5170 años A.P. y 3500 años A.P. se establece la vegetación de clima seco y la colonización del espejo de agua por plantas flotantes (Pistia stratiotes o “Repollito de agua”) y la aparición de embalsados (suelo flotante conformada por vegetación)”, describe Fernández Pacella.

A partir de los 3500 años A.P. la frecuencia y variedad de especies características de ambientes húmedos aumentó, predominando las especies palustres (especies de las márgenes de zonas acuáticas) y herbáceas, además del desarrollo del bosque higrófilo (vegetación que habita costas de ríos y arroyos), integrado principalmente por palmeras de la especie Arecastrum sp., y del árbol Urunday (especie Astronium balansae), antecesores de esas mismas especies vegetales que aún crecen en el Iberá.

Paleoclima y paleovegetación

Según explicó Fernández Pacella, la finalidad de este tipo de investigaciones es conocer la evolución y transformación de las asociaciones vegetales y de su influencia sobre la dinámica del sistema Iberá a lo largo del tiempo, entre otros datos.

Sobre el presente del sistema de esteros y lagunas del Iberá, el investigador destacó que constituye un sistema hídrico alimentado en especial por lluvias (1200 a 1500 mm al año). “El clima de la zona es subtropical húmedo, con influencia oceánica dado que el anticiclón del Atlántico Sur moviliza masas de vientos húmedos y cálidos por el nordeste de Argentina”, indicó Fernández Pacella. Y agregó: “Debido a los numerosos intereses (económicos, conservacionistas, políticos, entre otros) que despierta este sistema en Argentina y en Latinoamérica en general, ha sido objeto de estudios que involucraron su fauna, vegetación actual, geomorfología y ecología.”

Para el investigador resulta desafortunado que se hayan deforestado especies naturales en el sistema del Iberá y que luego se haya llevado adelante una forestación no nativa, con especies destinadas al consumo. “Estas acciones han afectado a la fauna nativa. Por otra parte la ganadería ha influido negativamente en la renovación florística. Los esteros del Iberá son una reserva natural y deberían tratarse como tal”, concluyó Fernández Pacella.

Fuente: Agencia CyTA – Instituto Leloir

10/5/2011… Unificarán criterios para estudios de impactos ambientales en proyectos forestales
Organismos ambientales de los estados provinciales del NEA se reunirán este martes con el propósito de unificar criterios mínimos de las presentaciones de Estudios de Impactos Ambientales (EsIA) de proyectos forestales.

El encuentro que tendrá lugar en la casa de Gobierno de Chaco será eminentemente técnico, los profesionales representantes de las provincias de Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones presentarán los procedimientos aplicados en el marco de las Evaluaciones de Impacto Ambientales y buscaran aunar criterios que permitirán optimizar el análisis e información necesaria que deben presentar los consultores y responsables de proyectos y que tengan que ver con el proyecto a evaluar, logrando así fomentar la reducción del consumo de papel en los estudios presentados.

La realización del encuentro surgió a partir de la inquietud expresada por los representas de las provincias en el encuentro realizado en Posadas (Misiones) los días 28 y 29 de abril último en el ámbito del Cofema NEA, oportunidad en que se desarrolló la primera jornada Regional sobre Cambio Climático.

La reunión, organizada por el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de la Provincia de Misiones, tuvo lugar en el marco de la Estrategia Nacional de Cambio Climático por lo que asistieron también funcionarios nacionales entre ellos Nazareno Castillo Director Nacional de Cambio Climático, de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable e integrantes del Comité Gubernamental de Cambio Climático.

Cambio Climático

La representación correntina estuvo a cargo del Administrador General del Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) ingeniero Mario Rubén Rujana; durante el transcurso de la misma se demostró cómo el Cambio Climático reúne, involucra y atañe a todas las instancias gubernamentales y no sólo al ambiental, como muchas veces se piensa. Tal es el caso del sector de energía, salud, educación, transporte, comercio, agua, entre otros, además, por supuesto, del resto de la sociedad civil, ONGs, etc.

Se hizo principal hincapié no sólo en los impactos que el cambio climático tiene sobre las actividades que estos organismos desarrollan sino también en el abanico de oportunidades que se pueden obtener en este momento.

Funcionarios de diversas áreas del gobierno Nacional, como Transporte, Comercio, Energía y Ambiente comentaron acerca de la conformación de una Comisión Nacional de Cambio Climático (CNCC) integrado por 22 organismos del Gobierno Nacional y el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) integrado por las distintas provincias argentinas en materia ambiental. Esta Comisión fue conformada a fines de 2009 y en este momento se encuentra en etapa de evaluación de las metas y acciones en materia de mitigación y adaptación al cambio climático.

Posteriormente distintos sectores de los organismos participantes, instituciones de los Gobiernos del NEA presentes (de áreas provinciales, municipales, etc., realizaron un resumen de las últimas acciones y proyectos realizados y a realizarse en la materia.

Quedo expresamente establecido y visualizado que el Cambio Climático no es un tema ajeno o lejano sino que tiene incidencia en todos los ámbitos y en todas las escalas, desde las grandes ciudades hasta las chacras rurales, las áreas protegidas, entre otras.

05/5/2011… Los intendentes de los catorce municipios que integran la cuenca Matanza-Riachuelo firmaron un convenio marco con el secretario de Ambiente, Juan José Mussi, y el juez federal Luis Armella, para el tratamiento de los residuos sólidos urbanos que se encuentran en los márgenes del río y sus afluentes. Mussi advirtió que “sanear el Riachuelo va a llevar muchos años” pero destacó que “el año que viene estarán en marcha todos los mecanismos para lograrlo”.

“Debemos sincerar el problema de la basura en la cuenca: decidir el lugar para construir las plantas de tratamiento y definir los costos de los residuos”, destacó Armella. El compromiso del Plan Maestro de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos de la cuenca hídrica compromete a además de los intendentes y la cartera ambiental, que conforman la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR), al gobierno bonaerense y el CEAMSE.

De acuerdo con el texto suscripto, deberán eliminarse o evitarse la formación de macrobasurales, basurales, microbasurales y puntos de arrojo, que, además, ya han sido monitoreados por la ACUMAR. El organismo deberá efectuar tareas de saneamiento en los predios en los que se constate la existencia de residuos en una cantidad mayor a los 15 metros cúbicos, con el fin de evitar impactos negativos y afecciones a la salud y el ambiente.

Mientras que en los de menor envergadura deberán hacerse cargo los municipios, que, además, tendrán que denunciar ante la ACUMAR y el Juzgado Federal Nº 1 de Quilmes aquellas acciones que sean susceptibles de promover la formación de nuevos basurales en su jurisdicción.

Mussi advirtió que “primero hay que hacer que no se arrojen más residuos. Si sacamos y seguimos ensuciando, es el cuento de nunca acabar y estamos gastando recursos de la gente”.

En ese contexto, advirtió que “sanear el Riachuelo va a llevar muchos años y desinfectarlo todavía muchos más”, pero destacó que en 2012 “las obras de cloacas, que algunas se están haciendo y ya van a terminar, y otras que están en proceso de licitación internacional para comenzarse, van a estar en marcha”, destacó. Y agregó: “También están en marcha las viviendas para trasladar a quienes viven sobre la cuenca y el proceso de recoversión industrial que es necesario para que no se arrojen más residuos”.

18/4/2011— Docentes de más de 100 mil establecimientos de los tres niveles educativos recibirán capacitación en materia ambiental y contarán con manuales pedagógicos diseñados especialmente para esta temática. Así lo anunció el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, y el secretario de Ambiente, Juan José Mussi.
Para Marisa Díaz, directora nacional de Gestión Educativa, estos manuales “son una mirada social y política sobre el cuidado y preservación del ambiente, y la necesidad de una relación más armónica del hombre y su medio”. Entre los principales desafíos, destacó el de “brindar orientaciones didácticas e instrumentales para que los docentes no sólo actualicen estos temas, sino que puedan enseñarlos”.
Sileoni aseguró que “la prevención y generación de conciencia es una tarea primordial de dos aliados insuperables: la escuela y la familia” y consideró que “la problemática del ambiente nos cuesta más a los adultos que a los chicos”. En la primera etapa se distribuirán 350 mil manuales con ideas y propuestas para los docentes de 104 mil establecimientos educativos de todo el país. En una segunda etapa, en el segundo semestre, se capacitará a 10 mil docentes.-


CRONOLOGIA DE LA CUENCA MATANZA-RIACHUELO
14/11/2006
El Congreso nacional crea la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo, ACUMAR, organismo encargado de sanear el Riachuelo. Lo integran los estados de la Ciudad Autónoma, la provincia de Buenos Aires y el Nacional.
30/3/2008
El gobierno negocia con el Banco Mundial un préstamo de casi 2000 millones de dólares con la promesa de limpiarlo y de realizar la recomposición ambiental de la zona y de garantizar la participación ciudadana en el control y seguimiento de las acciones efectuadas.
08/07/2008
La Corte ordena al Estado nacional, al provincial y al de la Ciudad Autónoma limpiar el Riachuelo. Les pone plazos y objetivos concretos. La causa fue impulsada por varios vecinos del Riachuelo, encabezados por Beatriz Mendoza, que demandaron al Estado por daños y perjuicios derivados de la contaminación del curso de agua.
9/6/2009
El Banco Mundial aprobó por unanimidad el otorgamiento a la Argentina de un crédito de U$S 840 millones para el financiamiento del Proyecto de Desarrollo Sustentable de la Cuenca Matanza Riachuelo. La gestión a cargo de Homero Bibiloni estableció entre sus prioridades la concreción de un crédito para contribuir al saneamiento y al desarrollo sustentable de la Cuenca en la que habitan más de cinco millones de personas.
01/09/2010
El Juez de Quilmes, Luis Armella, encargado de hacer cumplir el fallo de la Corte, multó al secretario de Medio Ambiente y titular de ACUMAR, Homero Bibiloni, a pagar $ 4000 por día de su bolsillo por cada objetivo incumplido. Llegó a pagar $ 20 mil.
28/12/2010
La presidenta Cristina Kirchner le pide la renuncia a Homero Bibiloni. En su lugar asume el intendente de Berazategui, Juan José Mussi, de 70 años, quien fue varias veces intendente de Berazategui, ocupó el cargo de ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires y fue diputado nacional.
04/02/2011
El juez Luis Armella intimó a Mauricio Macri a que en diez días erradique todas las viviendas precarias que hay a la vera del Riachuelo, en la Capital. Si no lo hace, deberá pagar multas diarias de su bolsillo, como lo hizo Bibiloni.-

CRECE LA CONTAMINACION EN LA PRECORDILLERA MENDOCINA

El agua del Río Blanco, en la zona de Potrerillos, se emplea para riego y para algunos usos humanos. Científicos detectaron altos valores de bacterias fecales, cuya presencia se emplea como un indicador del potencial desarrollo de otras bacterias que producen enfermedades peligrosas como hepatitis A, cólera o fiebre tifoidea. Los investigadores recomiendan medidas para mitigar los riesgos de la contaminación.
El agua que usan muchos habitantes y turistas de una zona de la precordillera mendocina estaría microbiológicamente contaminada. Es la conclusión a la que llegaron investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo y del Instituto Nacional del Agua (INA), quienes durante los últimos cuatro años relevaron la calidad del agua del cauce, a través de muestreos en ocho puntos del Río Blanco, que riega sectores del valle de Potrerillos para luego desembocar en el embalse Potrerillos.

El principal factor de contaminación del agua es microbiológico, debido a la presencia de bacterias coliformes fecales, cuyo origen radica en las deposiciones de animales que pastorean la zona alta de la cuenca. Si bien estas bacterias no afectan en forma directa la calidad del agua para riego, son un potencial problema para la salud humana.

Esta situación se agrava por el creciente desarrollo turístico que ha tenido la zona en los últimos años, ya que las viviendas no disponen de instalaciones sanitarias adecuadas: los pozos sépticos allí ubicados pueden convertirse en fuentes de contaminación de los acuíferos y aun de cauces superficiales. Es por esto que además de relevar el problema de contaminación, los investigadores proponen futuras acciones para mejorar el manejo del agua.

Turistas y ganado

Potrerillos nació como un asentamiento de estancias relacionadas con la actividad agrícola-ganadera a fines del siglo XIX. Sin embargo, a lo largo de los años fue perdiendo ese perfil, debido al intenso desarrollo turístico. A pesar de ello, pocas veces se evaluó el impacto ambiental de esta nueva actividad, y el desarrollo de la infraestructura fue más lento que el crecimiento de estas villas turísticas que se abastecen del agua del mencionado río.

Los investigadores evalúan que se está modificando en forma negativa la calidad del agua disponible en la cuenca. “Se estima a futuro la contaminación de las napas freáticas y de los cauces, debido a la falta de servicios de saneamiento, como cloacas y planta de tratamiento de efluentes”, explica Adriana Bermejillo, integrante del equipo de investigación. “Las aguas servidas se tratan en pozos sépticos que pueden incorporar efluentes sin tratar a las napas freáticas o a cauces superficiales ubicados a menor cota”.

En su trabajo, aclaran que actualmente los factores que afectan la calidad del agua son puramente microbiológicos, ya que a partir de los análisis efectuados se descartaron otro tipo de contaminantes, como metales pesados o presencia de nitratos y fosfatos. Por ello, el agua puede ser empleada para el riego en casi todos los suelos, porque en general, cumple con las normativas vigentes. Por lo tanto, no existe ningún problema para utilizarla en el riego de parques y cultivos como frutales y hortalizas. “Pero en la práctica, debido a sus buenas características organolépticas, la población utiliza el agua para el abastecimiento de viviendas, el aseo personal, lavado de alimentos, y en algunos casos para beber”, agrega Bermejillo. Sus análisis indican que las muestras sobrepasan en todos los casos el valor límite de bacterias coliformes fecales fijado por el Código Alimentario Argentino para agua potable.

“Las heces de animales y seres humanos normalmente contienen bacterias coliformes fecales. Su presencia es empleada, a nivel internacional, como un indicador para señalar que en el medio donde es detectada pueden desarrollarse otras bacterias que producen enfermedades peligrosas para la salud humana, tales como hepatitis A, cólera o fiebre tifoidea”, explica Bermejillo y afirma que “los altos valores que se encontraron en las muestras pueden tener origen humano -desagües domiciliarios- y de la deposición de animales que pastorean en la alta cuenca durante los meses de verano. Es por ello que uno de los picos más importantes se produce en primavera, cuando el derretimiento de la nieve arrastra a los arroyos las heces que dejó el ganado en la temporada anterior. Además, se pueden observar picos de contaminación de origen humano después de las vacaciones de verano, invierno y semana santa, cuando aumenta significativamente la cantidad de turistas que se alojan en casas de la zona, o que acampan a la vera de los arroyos, donde no existe infraestructura sanitaria”.

Posibles soluciones

La situación amerita implementar medidas que mitiguen los riesgos de contaminación, como por ejemplo, mejorar y ampliar obras de potabilización, incluyendo la mayor cantidad posible de viviendas ubicadas en estas villas cordilleranas. También es recomendable alambrar los sectores de captación del agua en la zona alta, para impedir el ingreso de animales y así disminuir la carga microbiana.

Por otro lado, dado que la actividad del hombre es otra causa de contaminación del agua, “se debe continuar con el trabajo que realiza el Departamento General de Irrigación para hacer cumplir toda la reglamentación relacionada con el vuelco de efluentes. Asimismo, se debe insistir en una oportuna planificación, construcción y mantenimiento de plantas, tanto para potabilización de agua para consumo como de tratamiento de efluentes”, completa el informe de los investigadores.

Así se evitará que los arroyos se transformen en colectores de aguas contaminadas, lográndose a su vez impedir procesos degradativos, los que no sólo afectan a la cuenca de este río, sino que además podrían poner en riesgo la buena calidad actualmente registrada por las aguas del embalse Potrerillos.

Leonardo Oliva
prensa@uncu.edu.ar

ESQUEL: LA UNIVERSIDAD ESTUDIA LOS AMBIENTES PATAGONICOS

La Patagonia es una zona con especies y características que solo se encuentran en esta región del planeta, es por esto que el LIESA, un centro de investigación y educación de la UNPSJB, concentra diversas líneas de investigación que incluyen la ecología de ríos, las comunidades acuáticas en humedales y los efectos de la ceniza del volcán Chaitén en los ecosistemas acuáticos, entre otras. Creado en 2004, el LIESA tiene como objeto investigar la ecología y sistemática animal de los ambientes patagónicos.
“Nuestro trabajo es realizar estudios ecológicos enfocados en la problemática ambiental de la región patagónica con una visión integral que incluye el uso de la tierra, el manejo de los cuerpos de agua y el impacto de las urbanizaciones. Pero también, disturbios de origen natural, como por ejemplo qué efectos pueden tener las cenizas de un volcán sobre ambientes acuáticos”, comenta su directora, la doctora Laura Miserendino.

El laboratorio está conformado por un grupo interdisciplinario de profesionales de la Universidad y del Conicet, que desarrolla sus proyectos científicos en la zona noroeste de Chubut. Desde el punto de vista académico, el LIESA también contribuye con la formación de recursos humanos en distintos niveles, como el dictado de cursos de grado y postgrado.

Ecosistemas perturbados

“La ecología de ríos es una de nuestras líneas de estudio, pero también trabajamos con los mallines”, señala Miserendino. El proyecto aborda los efectos del uso de la tierra sobre los ecosistemas acuáticos del noroeste de Chubut. En él, se analizan las perturbaciones a nivel de cuenca y cómo éstas generan cambios en los ecosistemas, evaluando sus efectos en los invertebrados, los peces y las aves.

“En el caso de los investigadores que realizan filogenia y evolución -señala la directora- muchas veces se coleccionan los estadios larvales y se realizan crías en los gabinetes; para ello hay que salir al campo, coleccionar material y traerlo vivo al laboratorio”.

En lo que respecta a la parte sistemática, el equipo cuenta con el aporte de los doctores Miguel Archangelsky y Pablo Pessacq, ambos investigadores del Conicet, que abordan el estudio de la filogenia y evolución de grupos de insectos acuáticos. Muchas de estas especies ayudan a comprender a los científicos la dinámica y el funcionamiento de los frágiles ambientes acuáticos patagónicos.

Polución y degradación del agua

El estudio de los efectos que tiene el uso de la tierra en las comunidades de tricópteros es otra línea de trabajo que se lleva adelante en el LIESA. La licenciada Cecilia Brand utiliza estos datos para determinar la polución y la degradación del ambiente acuático.

La variación en la ecología en distintos sectores, como los arroyos que atraviesan bosques de pinos implantados, pasturas y bosques de ñire sometido a extracción de leña, es contrastada con el bosque nativo que hasta el momento se mantiene en buen estado. Brand analizó 24 sitios en ríos y arroyos cordilleranos bajo distintas intervenciones antrópicas. Los sitios de menor calidad de ribera resultaron ser los arroyos urbanos aguas abajo de las ciudades de Esquel. En las localidades como Cholila y Corcovado, los disturbios son de orden intermedio.

Los bosques de lenga y ñire sin explotación registraron el mejor estado ecológico. La presencia de vegetación en las riberas determinó una mejor condición de los ecosistemas ribereños, aun cuando presentaron dominancia de especies exóticas. Las modificaciones más profundas en los cursos de agua se registran en la ciudad de Esquel. El sector urbano hace un uso más severo del agua y genera modificaciones del ambiente, como en el agua, en los nutrientes y en las comunidades que lo habitan.

Los sitios de referencia son los más prístinos, con una diversa comunidad de invertebrados y gran cantidad de endemismos. La Patagonia se caracteriza por ser una zona con muchas especies que solo se encuentran en esta región del planeta; esto va asociado a un alto nivel de sensibilidad, por lo tanto estos organismos pueden ser rápidamente eliminados frente a los disturbios.

De modo similar, el licenciado Luis Epele, egresado de la UNPSJB Esquel, desarrolla su plan de doctorado analizando las comunidades acuáticas en humedales con diferentes niveles de antropización, como por ejemplo el uso ganadero. Es conocido el rol que tienen los humedales y la atención que afortunadamente se les está prestando por los servicios ecosistémicos que proveen.

Especies exóticas

El impacto que generan las especies introducidas en los cursos de agua, como las truchas, son estudiadas en el LIESA por la licenciada Cecilia Di Prinzio y el doctor Ricardo Casaux. El trabajo consiste en comparar el espacio que ocupan las truchas respecto a una especie nativa como es el bagre. No solo en lo que respecta a la diferencia en los tamaños, sino al importante factor económico que la trucha tiene en la zona.

Otro proyecto en marcha analiza los efectos de la ceniza del volcán Chaitén en los ecosistemas acuáticos. Las investigaciones anteriores han dado una buena base de datos previa a la erupción, para que ahora, los investigadores traten de responder preguntas vinculadas al efecto que esa deposición de ceniza tuvo sobre los cursos de agua cordilleranos. A esto hay que agregar el interés en saber cómo las especies acuáticas soportan una situación de estrés como es la erupción de un volcán.

Incorporar datos científicos que repercutan en la comunidad a través de trabajos que permitan el cuidado y mantenimiento de la calidad de vida de los pobladores de la zona cordillerana y sus alrededores es el objetivo de estas investigaciones desarrolladas en el LIESA.
Daniel Pichl
dpichl@unpata.edu.ar
Norma Escalante
Dirección de prensa
Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco