El juez Bonadio citó a dos diputados nacionales irán a indagatoria.

El juez que Claudio Bonadio citó a los diputados Julio De Vido u Alejandro Ramos, que fuera en el anterior gobierno secretario de Transporte, deberáan declarar en una causa donde se investiga un caso de corrupción de sus antecesores en el cargo, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi.

En esta causa se investiga la asignación de subsidios para el gasoil de las líneas de colectivos durante el período comprendido entre 2005 y 2012.

Durante ese período en el cual rigió la emergencia económica, el Estado subsidiaba el gasoil destinado a los colectivos y la Secretaría de Transporte se encargaba de pagar, contra entrega de declaraciones juradas que presentaban las empresas, luego se establecían los kilómetros recorridos por cada unidad y los pasajeros que llevaban. Pero un tiempo después de que el área de Transporte pasara a la cartera de Interior conducida por Florencio Randazzo, se pusieron controles a través de GPS en los colectivos, y el sistema SUBE, con lo que se pudieron verificar mejor los montos pagados. De esa manera en la Justicia pudieron verificarse dentro del marco de una investigación unas marcadas diferencias entre lo declarado y lo real, detectando un perjuicio en contra del Estado de por lo menos 206 millones de pesos.

Se valieron de un informe realizado por la Auditoría General de la Nación, la cual analizó los subsidios que se han pagado entre 2010 y 2011, que detectó en este control del proceso de liquidación y asignación de beneficios una serie de “deficiencias y debilidades, pudiendo resumirse lo expuesto en que no se han implementado las herramientas necesarias ni se utilizan adecuadamente las existentes”.

Esta investigación podría llegar a incluir también al exministro Florencio Randazzo.

Anuncios