Diputados votó anoche contra el 2×1 para que éste no abarque los delitos de lesa humanidad. El Senado sancionará hoy esta modificación. Hoy 18 hs se desarrollará una masiva marcha.

Tras un arduo trabajo todos los bloques de Diputados acordaron adscribir a un proyecto en común para que los condenados por delitos de lesa humanidad no sean beneficiados con libertad anticipada. Cuenta con aval del Gobierno, una medida inédita en los últimos años, fue dada por el  Congreso Nacional, en sintonía con la Sociedad Civil.

Tras el voto dado por la Corte Suprema de la Nación, con el voto de tres jueces, respecto al tema de la aplicacion del 2×1 a los presos previos al 2001, medida que al enterarse la opinión pública fue rechazada por la Sociedad Civil.

Una muesra de ello lo podemos ver en encuesta, realizada por la consultora “Analogías”, que fue realizada dentro de la provincia de Bs AS, en ella  un 86% de los bonaerenses opinó estar en contra del fallo dado por la Corte Suprema que terminó habilitando el 2×1 a represores.

Este hecho terminó movilizando a todo el arco político y se expresó primeramente dentro de la Cámara de Diputados y repercutirá hoy en el Senado de la Nación.

Más allá de los ocho proyectos presentados y luego de amplios debates políticos, al final oficialismo y oposición, terminaron acordando un proyecto único que fue tratado ayer dentro del Recinto.

De esta manera se busca limitar y no dejar margen de interpretación sobre este beneficio que habilitó la libertad de los represores, y que quede claro que no les alcanza este tratamiento por ser delitos de lesa humanidad.

De esta manera y tras una jornada intensa, el Congreso Naconal se puso a tono con la Sociedad Civil.

Por ello debieron acelerar los tiempos para realizar la sanción de esta nueva normativa que busqua limitar el fallo de la Corte Suprema de Justicia  que había otorgado el beneficio del 2×1, el cual se encontraba  contemplado dentro de la ley 24.390, la cual fue derogada en el 2001, y el nuevo fallo de la Corte terminó rehabilitando, dejando esta ventana abierta.

Luis Muiña, que formaba parte de un grupo de choque armado que aterrorizó a los trabajadores y pacientes del Hospital Posadas, el cual fue condenado por secuestros y torturas, terminó siendo el primero que a través de sus abogados, solicitó la aplicación del 2×1 para su caso.

En de la Cámara de Diputados, desde la mañana temprano se realizaron intensas negociaciones y todo se terminó encaminando cuando los jefes de todos los bloques acordaron, reunidos en el propio despacho del presidente de Diputados, Emilio Monzó, y decidieron avanzar rápidamente sobre este tema.

El Senado no se quedó atrás, cuando el vicepresidente del Senado, senador Federico Pinedo, presentó su proyecto y termina convocando a sus pares para acordar una sesión especial que deberá realizarse en el día de hoy.

El presidente del PJ-FPV, Miguel Angel Pichetto, terminó manofestando que “lo que vote Diputados lo acompañaremos”.

De esta manera en Diputados, con aval del Gobierno, se logró consensuar un proyecto único que refleja el contenido de las ocho iniciativas que habían sido presentadas por distintos diputados.

Por la noche ya había acuerdo para que el cómputo de las penas establecido en la ley 24.390 no sea aplicable a los condenados por “delitos de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra, según plantea el derecho internacional” y que solo funcione para quienes hubieran estado detenidos en forma preventiva entre 1994 y 2001, período en el que rigió esa ley.

El caso de Muiño, el condenado que fue beneficiado por la Corte la semana pasada, que desató la fuerte polémica en nuestra Sociedad.

En el tratamiento en el Recinto, trás pedir la habilitación de su palabra sobre el tema, como presidenta de la comisión de Derechos Humanos, Victoria Donda (hija de desaparecidos, nieta restituida y apropiada por un represor de la ex Ema) expresó: “No vamos a permitir que se quiera volver a levantar un muro de impunidad”.

Desde el Frente para la Victoria, (el también hijo de desaparecidos) Juan Cabandié, consideró que “los días previos a esta sesión fueron muy movilizantes” y utilizó parte de su discurso para internar demostrar que el fallo de la Corte fue instigado por el Gobierno nacional.

Por el PRO, Pablo Tonelli, justificó el camino por el que se llegó al fallo aunque dejó claro que este no fue oportuno: “La sentencia no es un disparate; el voto de la mayoría es razonable y ajustado a principios clásicos del derecho, pero eso no significa que el resultado del fallo no haya sido desafortunado”.

La Coalisión Civica, Elisa Carrió, terminó cuestionando al kirchnerismo por la “omisión legislativa” que realizó durante su periodo de gobierno y aclaró que: “el problema ha sido que la ley que vamos a sancionar ahora no se sancionó durante 12 años”.

El Frente Renovador, en palabra de Sergio Massa, apuntó al presidente Mauricio Macri: “El silencio del Presidente Macri frente al fallo, aturde …”, apuntó.

Desde la UCR, Ricardo Alfonsín, manifestó: “No hay cambio de clima de época. ¿Alguien ha observado algo que podría ser interpretado como un cambio en la actitud que la sociedad tenía sobre este tema? ¿Acaso vieron una disposición de la sociedad a cambiar la valoración que había hecho desde 1983 a la fecha respecto del terrorismo del Estado. Yo no lo noté en ningún lado eso” planteó. Y agregó que “gracias a Dios la sociedad está alerta”.

Hoy se reune el Senado Nacional y para esta tarde a las 18hs.  fue convocado por los Organismos de Derechos Humanos, un acto en la Plaza de Mayo, frente a Casa Rosada, la consigna recuerda la frase del fallecido ex fiscal Julio Strasssera: “Señores jueces, Nunca Más”.

De esta manera, un tema tan sensible para todos los argentinos, en un hecho inédito, en los últomos años de nuestro país, se pusieron de acuerdo la Sociedad Civil y el Congreso.

Anuncios