Se realizó el Congreso Internacional sobre Salud Ambiental que incluyó en su temática el uso de teléfonos celulares, contó con la participación de investigadores Argentinos

 

Desde el 24 de enero de 2017, en la Universidad Hebrea de Jerusalén, a través de una videoconferencia desde Buenos Aires, de la cual participó el rabino Sergio Bergman, Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. En el marco de un Congreso sobre salud ambiental que se enfoca particularmente sobre la temática de las radiaciones no ionizantes y sus efectos sobre la salud.

El tema no es nuevo en nuestro país, siendo nuestro referente local el especialista en radiaciones ionizantes y no ionizantes, el Dr. Rodolfo Touzet.

Touzet ha escrito un artículo titulado, “La ciencia alerta y aconseja por el uso de celulares”, donde allí nos habla sobre los riesgos que pueden llegar a ocasionar el uso de los teléfonos celulares, especialmente en los más chicos y alertándonos sobre el surgimiento de  evidencia científica, que sería  conveniente aplicar el principio precautorio.

Touzet, nos plantea que “algunos estudios y resultados obtenidos en investigaciones muy recientes muestran ciertos riesgos que pueden llegar a causar el uso de los teléfonos celulares y los teléfonos inalámbricos que merecen hoy ser evaluados”. Touzet nos confirma que “estos nuevos estudios realizados y los datos obtenidos deben ser analizados y confirmados por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) antes de poder proponer cambios dentro de las regulaciones existentes, pero mientras tanto parece conveniente pasar a informar al público sobre la forma de prevenir estos riesgos y se debería aplicar el “principio precautorio”, aunque también reconocemos que “el celular se ha convertido en un elemento irremplazable en nuestras vidas, pero creo que debemos evaluar cómo mantener todos los beneficios que ellos nos dan, pero tratando de disminuirlos riesgos innecesarios en la medida de lo posible”.

El Dr. Touzet es miembro de la International Radiation Protection Association, un organismo creador del ICNIRP y él se encuentra  vinculado al tema desde el congreso del ICNIRP celebrado en Kioto, en el año 2000.

Nos recuerda que tuvimos en nuestro país a un pionero prestigioso  el Dr. Adolfo Portela que realizó un gran aporte al tema y en los años ’80 al crear un Instituto de Investigaciones en RNI, con una serie de estudios que concluyeron en la Resolución (M.S. y A.S.) N° 202/95 que fue la primera de su tipo en el Hemisferio Sur” y el Manual del Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación, para el establecimiento de los límites de la exposición a Radiofrecuencias.

A partir de esta norma básica surgieron luego otros varios instrumentos reglamentarios para ordenar, por ejemplo, la instalación de antenas (la N° 900/05 a nivel nacional y la N° 144/07 en la Pcia. de Buenos Aires, etcétera).

En el año 2007 se autoconvoca un grupo de 13 expertos que constituyen el CIPERNI (Comisión Independiente para el estudio de las radiaciones no ionizantes). Esta comisión se transforma luego en una comisión formal dependiente del Ministerio de Salud de la Nación por Resolución N° 674/2009 con el nombre de Comisión Intersectorial para el Estudio de las Radiaciones No Ionizantes, desarrollando estudios y produciendo documentos sobre los riesgos involucrados, siendo el Dr. Ernesto de Titto el coordinador de esta comisión.

Para el 2008 se organiza el 12° Congreso Internacional de Protección contra las Radiaciones, incluyendo las RNI, realizado por primera vez en Sudamérica, con la concurrencia de las autoridades del ICNIRP y de la OMS con un desarrollo muy importante sobre esta temática.

Nos apunta el Dr. Touzet, que conviene señalar el rol que ha jugado la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Bs.As., quien ha tenido un protagonismo importante sobre este tema, pues ha venido participado en los cursos y reuniones que se han venido realizando en las comisiones de salud parlamentarias, y terminó emitiendo folletería para informar a la población sobre los riesgos del uso de los celulares.

Las actividades más recientes sobre este tema, se desarrollaron en septiembre pasado en la ciudad de Carlos Paz, durante el Congreso Latinoamericano de Física Médica y en el mes de noviembre pasado, realizó una “Mesa redonda sobre Radiaciones No Ionizantes y los riesgos para la Salud”, durante la 43ª Reunión anual de la Asociación Argentina de Tecnología Nuclear con el lema “La energía nuclear en el Cambio Climático”, realizada en el Palacio San Martín de nuestra Cancillería.

En ésta última reunión se invitó oficialmente al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, se envió el programa a las distintas autoridades, asistiendo a la mesa de Cambio Climático, en representación de la Dirección Nacional de Cambio Climático, el Dr. Adolfo Panichelli, pero sin tener contactos en la mesa de RNI.

La mesa realizada por el RNI contó con la participación, entre otros, del Dr. Casas Parera del Instituto Ángel Roffo, el Ing. Jorge Ferrari de la Defensoría del Pueblo de la CABA, y la Ing. Analía Douthat del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA).

Refiriendonos a las actividades parlamentarias encontramos un Proyecto de Ley referido a los “Presupuestos Mínimos de Prevención y Control de la Contaminación Electromagnética, presentada a la Diputada Nacional Gabriela Troiano y ya se han realizado varias reuniones con la participación de distintos expertos en esta temática.

En referencia a “los efectos encontrados por el uso de teléfonos celulares y asociados a problemas neurológicos en niños y adolescentes argentinos”, se han presentado varias propuestas para que en el país se realicen estudios sobre el tema o al menos se participe de los estudios epidemiológicos que se realizan a nivel mundial, que son coordinados por la OMS, destinando una fracción de los recursos que se obtienen comercialmente sin haber obtenido una respuesta favorable a la información disponible que proviene de otros países.

En referencia al conocimiento científico actual sobre el tema, el Dr. Touzet afirma que en los últimos dos años han aparecido una serie de evidencias que es necesario que tomemos una serie de medidas rápidas para proteger la salud de la población, en especial los niños, dado que los límites actuales son claramente insuficientes.

Y Touzet nos resume la situación actual en una frase, que se encuentra ubicada en las conclusiones del Programa Americano de Toxicología solicitado por la US-FDA: “Durante décadas se supuso que los bajos niveles de radiación “no térmicos” no podían provocar daños a la salud, los resultados obtenidos en el NTP (Programa Nacional de Toxicología) muestran claramente que dicha suposición sería falsa”.

Referencias: El Programa Nacional de Toxicología (NTP por su sigla en inglés) pertenece a los EEUU ha estado llevando a cabo diversos experimentos en ratas y ratones sobre posibles riesgos para la salud derivados de la radiación de radiofrecuencias de teléfonos celulares. Fue publicado el 27 de mayo de 2016, en el cual  se consigna un  “Informe de hallazgos parciales del Programa Nacional de Toxicología sobre Estudios de Carcinogénesis de Radiación de Radiofrecuencia de Teléfono Celular en Hsd: Sprague Dawley SD Rats (una exposición de Cuerpo Entero)”, el cual se puede se puede consultar en: http://dx.doi.org/10.1101/055699

Anuncios