El misterio del rascacielos sin ventanas en el centro de Nueva York

Según una investigacion revelada recientemente  por “The Intercept”, el misterioso edificio “Long Lines Building” (LLB), podría llegar a ser actualmente una base de la NSA, ubicada en la propia manzana de los rascacielos.                                                                                                    
Entre todos ellos se distingue uno que esconde una historia un tanto misteriosa, pero se distingue por su propia fachada, se encuentra ubicado en 33 Thomas Street, en el propio corazón de Manhattan.                                                                                                                  
Muchas personas se asombran al observar su construcción, por su estilo “brutalista”, sin ventanas, aparece como una fortaleza impenetrable quese encuentra en el medio de un centenar de palacios de cristal.

 

En apariencia parecería como un edificio perteneciente a AT&T (La compañía de telecomunicaciones más importante de Estados Unidos y el mundo, con una larga historia).

Pero desde “The Intercept” recientemente se ha publicado una investigación por  la cual buscan indagar sobre que es lo que hay detrás de esta fachada de cemento, en ella planteann que se podría tratar de una base perteneciente a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés).                                                                                                                                  

Esta organización pertenece al gobierno de los EEUU,  fue denunciada por el ex analista de inteligencia, Edward Snowden, cuando reveló a mediados de 2013 sobre las distintas prácticas ilegales de espionaje masivo, que se realizaba a gente común y corriente por distintos gobiernos.                                                                                                                                    

El LLB fue diseñado por el arquitecto , John Carl Warnecke,  de San Francisco que era muy cercano al gobierno deJ.F. Kennedy, hasta llegó a diseñar su propio mausoleo.

Esta torre tiene 169 metros de altura, sin ventanas, responde al movimiento denominado “Brutalismo”, fomentado por Le Corbusier.

En principio el llamado “Project X” con sus 29 pisos sin ventana alguna,  y sin iluminación nocturna se destaca de noche como una sombra entre la luz.

Su construcción fue completada para 1974, la idea que lo sustenta es soportar un ataque nuclear dirigido contra la propia Nueva York.

Esta estructura permite proveer suficiente comida, agua y combustible para sostener a unas 1.500 personas durante mas de dos semanas.

El propósito principal no pasaría proteger vidas humanas ante el evento de una catástrofe nuclear masiva, sino crear una fortaleza donde se salvaguardarden computadoras, cables y conmutadores, se trataría de uno de los refugios más importantes que buscaría salvaguardar las telecomunicaciónes de aquella época; donde se procesaban las llamadas de larga distancia, y habría sido operado por New York Telephone Company, que es una subsidiaria de la empresa AT&T.

Según esta reciente investigación, realizada por “The de Intercept”, el Long Lines Building, ahora se habría convertido en una base de la NSA y se encontrará funcionando como un centro de escucha internacional llamado bajo el nombre clave de “Titanpointe”. Desde allí se monitorearían llamadas telefónicas de larga distancia, videoconferencias y llamadas realizadas vía internet del exterior.

Anuncios