“La corrupción afecta los derechos humanos de las mujeres”

Margarita Stolbizer participó hoy del IV Foro Internacional de Mujeres Contra la Corrupción, organizado por La fundación Mujeres en Igualdad.

“En el día en que se desarrolla la jornada de protesta y reacción #NiUnaMenos y a horas de aprobarse parte de una reforma electoral que consagra la paridad en las representaciones políticas electorales, quiero comenzar respondiendo la pregunta que titula este panel `Cómo revertir la corrupción que afectan los derechos humanos de las mujeres´, mi respuesta es con más mujeres en los lugares de poder y de decisión, fundamentalmente en la política”.
“Creo que las grandes transformaciones se hacen desde la política, que es la única herramienta capaz de detectar las desigualdades sociales para ponerlas sobre la mesa”, aseguró.
“Si hablamos de corrupción en las mujeres no podemos dejar de mencionar la asignación de los recursos públicos, las políticas destinadas a las mujeres ni la falta de una perspectiva de género en la discusión de los presupuestos. En el Congreso una vez más estamos discutiendo el presupuesto nacional y no logramos incorporar en el debate una perspectiva diferenciadora de cómo impacta la asignación de los recursos en función de las desiguales situaciones que tienen las mujeres”.
“Debemos analizar la perversa relación de la política con el dinero, por su falta de transparencia y por la concepción que durante mucho tiempo nos ha dicho que todo lo puede, hasta comprar voluntades. Esos modelos de consolidación de poder de los poderosos ha marginado cada vez más a las mujeres de los espacios de toma de decisiones”.
Stolbizer destacó 3 temas para ejemplificar cómo la corrupción afecta a las mujeres:
-La trata de personas como parte del delito complejo, como la corrupción, el narcotráfico y el lavado de dinero que terminan afectando los derechos humanos de las mujeres.
-La clandestinidad del aborto, la penalización es directamente funcional a ese sistema de corrupción y los negocios particulares de los que se benefician con esa situación
-EL acceso de las mujeres de los derechos humanos fundamentales vinculados con su calidad de vida, como el acceso al agua. EL agua es particularmente vulnerable a la corrupción porque involucra grandes sumas de dinero, y una vez más el impacto también es diferente con relación a las mujeres pobres y sus dificultades para ejercer su derecho al agua potable y a proveer a sus hijos de un alimento de calidad
“La corrupción no es un hecho meramente morar. Es criminal, es social y de derechos humanos. La lucha contra la corrupción debe ser una lucha hacia adelante, para ver cuáles son las cosas que nosotros debemos y podemos cambiar. La corrupción es un problema social, de derecho humano por los costos sociales y humanos que la corrupción trae. Lo más grave es la impunidad de los corruptos”, finalizó Stolbizer.
Anuncios