Alejandra Gils Carbó

Un acuerdo con el Frente Renovador le permitirá a Cambiemos avanzar hoy con la nueva Ley Orgánica del Ministerio Público, con el fin de recortarle poder a la procuradora Alejandra Gils Carbó, cuya continuidad se resolvería finalmente en la Justicia.

Cambiemos buscará el próximo miércoles 26 con la media sanción del proyecto, que fue presentado por el Poder Ejecutivo a principios de abril, pero mutó significativamente a lo largo de estos meses a raíz de los reclamos de la oposición.

El dictamen que firmará el oficialismo –que apoyaría además el bloque Justicialista- establece que el cargo del procurador general dura cinco años –con posibilidad de extenderlo por otros cinco-, pero nada dice acerca de la situación de Gils Carbó, designada durante la gestión kirchnerista.

De este modo, la situación de la jefa de los fiscales quedará librada a la reglamentación del Poder Ejecutivo, o, en última instancia, a la Justicia; en caso de querer removerla, el Congreso deberá iniciar un proceso de juicio político, donde se necesitará mayoría simple en Diputados y calificada en el Senado.

La “actividad partidaria” se agregará como causal de juicio político –dada la vinculación de Gils Carbó con la agrupación Justicia Legítima-, además de la desobediencia a los planteos de la bicameral que hoy comanda Camaño.

Anuncios