“No fue documentada” una donación a la fundación SUMA de Gabriela Michetti

El contador de la vicepresidenta, Gabriela Michetti, admitió ante la Justicia que la fundación SUMA recibió una “colaboración” de diez mil pesos, en noviembre de 2015, que “no fue documentada”.

Así consta en la declaración testimonial que presentó el contador Marcelo Eduardo Domínguez ante el juez federal Ariel Lijo, quien lleva adelante la investigación por el origen del dinero que le fue sustraído a Michetti de su casa, la noche en que Cambiemos ganó el balotaje.

Según se relata en el documento, “aproximadamente en el mes de noviembre, a principios de ese mes y en una cena de amigos que hizo en su casa, Silvina (la hermana de Michetti) nos pidió colaboración para la Fundación”. “Por eso, después de la cena yo le llevé un sobre con la colaboración, la cual era de diez mil pesos”, detalló.

Definido no sólo como contador, sino también como “amigo” de la titular del Senado, Domínguez dio esta respuesta luego de ser consultado por dicha donación que recibió la organización.

“No fue documentada. Cuando le llevé el dinero a Silvina, me dijo que cuando lo rindiera Gabriela a la Fundación le iba a pedir el recibo correspondiente y me lo iba a alcanzar”, dijo el contador.

Por otro lado, brindó una precisión respecto de cuándo recibió la vicepresidenta el préstamo de su pareja, el empresario Juan Tonelli Banfi, de 50 mil dólares presuntamente para costear un posgrado en el exterior de su hijo, Lautaro. “Es aproximadamente en septiembre de 2015 pero el día exacto no lo conozco”, explicó.

 

Anuncios