LICUAR LAS DEUDAS PROVINCIALES ES UN ACTO DE JUSTICIA

La senadora Magdalena Odarda  nos hace llegar su opinión sobre la coparticipación
Según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), en lo que va del año los recursos que reciben las provincias cayeron un 2,1% en promedio, dándose en algunos casos un índice preocupante que llega al 6%. Estos fondos provienen de tres fuentes fundamentales: la recaudación propia, la coparticipación federal de impuestos a nivel nacional y la distribución de lo que surge del Fondo Federal Solidario conocido como “fondo sojero”.
Las medidas tomadas este año por el gobierno central en cuanto a la baja de retenciones a la soja, la eliminación de otras retenciones, cambios en ganancias, el IVA y otros impuestos que se coparticipan, influyó directamente en las finanzas provinciales.
Rio Negro se ha resistido a los reembolsos por puertos patagónicos y la creación del Fondo del Conurbano porque efectivamente representan una medida que afecta negativamente los fondos que nación debe repartir entre las provincias. En el caso de Rio Negro, recordemos que la coparticipación federal representaría el 70% de los ingresos totales.
Según lo expresado por el Jefe de Gabinete de Ministros en el último Informe al Senado Nacional, la última reforma al Impuesto a las ganancias en el 2016, representa para Rio Negro una disminución aproximada $ 404 millones.
La disminución de las retenciones sojeras -Fondo Sojero- en 2016, representa para Río Negro una merma de $ 73,6 millones de coparticipación.
En tanto, en el caso del nuevo régimen de reintegro de IVA a beneficio de la AUH y jubilados, se estima que representaría $ 159 millones menos de coparticipación para las arcas rionegrinas.[1]
Las consecuencias de las primeras medidas tomadas ya se hacen notar. Si en lo que va del 2016, los ingresos por coparticipación cayeron en más de 600 millones de pesos, tal como calculó el gobierno provincial, las cifras estimadas por el mismo Ministerio de Hacienda de la Nación, podrían ser mucho mayores en el año fiscal que las anunciadas en el Informe citado. 
Por otro lado, si bien Rio Negro recibe la devolución de la quita del 15% que Nación destinaba al ANSES, no se habla acerca de reconocer en forma retroactiva esa detracción. ¿Se devolverán los montos retroactivos tal como se está haciendo con las provincias de Córdoba, San Luis y Santa Fe? Hacerlo sería un reconocimiento que por fin haría justicia con las otras provincias. Tiempo atrás decíamos que nación le debía a Rio Negro alrededor de 5.500 millones de pesos además 1800 millones más por año, y que debiera devolverlos o compensarlos de alguna forma. Una forma de compensación seria que Rio Negro pague su deuda con nación utilizando estos montos, liberándose de la pesada carga en sus cuentas.
Rio Negro no es la única provincia que atraviesa esta situación. El panorama general lleva a pensar que el gobierno nacional debería revisar en forma urgente la caída de recursos que deben ser destinados a las provincias y revertir la situación. Esto quizás implique poner en discusión la eliminación a las retenciones a las exportaciones para aquellas actividades extractivas y de gran impacto ambiental y social que generan muy pocos beneficios y distribución a escala regional.
En los próximos meses de no revertirse la situación, las provincias, que por otra parte deberán hacer frente a los gastos del “tarifazo” en escuelas, hospitales, comisarias, gimnasios deportivos, entre otros, deberán endeudarse generando un círculo vicioso y de dependencias, lejos de poder sostener la soberanía sobre sus decisiones y recursos.
[1] Informe N° 94 del JGB : Informes al Congreso
 
MAGDALENA ODARDA
SENADORA NACIONAL
Anuncios