Denunció narcotráfico en Tucumán: Lo dejaron solo

“Lo colgaron del campanario”. Juan Viroche estaba ahorcado dentro del predio de su iglesia. Aunque las primeras versiones hablaban de que no había signos de violencia en su cuerpo y apuntaban a un suicidio, empezaron a trascender detalles sobre la muerte del cura que en los últimos tiempos encabezó la lucha contra el narcotráfico en Tucumán que despiertan las peores sospechas.

“Lo vi triste por las amenazas y un poco cansado”, afirmó en TN Dolores, una vecina que estuvo con él el domingo. Es que con las denuncias que el cura hacía contra las bandas que venden droga en la zona, fueron apareciendo las intimidaciones y sin embargo, las autoridades no le habían dado ninguna protección. “Yo solo no puedo hacer nada”, manifestó la mujer que le decía siempre el sacerdote. Y lo dejaron solo. “Estaba colgado del campanario. No se suicidó”.

Claro y contundente. La vecina señaló que en su cuello tenía rasguños, como si “se hubiera querido sacar la soga”. También había signos evidentes de profanación en la iglesia, hasta el Cristo estaba roto y los bancos fuera de lugar. “Pareciera que quiso correr para escaparse”, sostuvo Dolores.

Más allá de los indicios, los investigadores no descartan ninguna hipótesis porque Viroche había denunciado públicamente no solo el avance de la droga en la provincia sino también episodios de persecución política.

“Que lo quieran disfrazar de un suicidio es otra cosa”, dijo en TN sin vueltas el fiscal de la cámara federal de Tucumán, Gustavo Gómez, quien desestimó la versión de que el cura del Ingenio La Florida, Juan Viroche, se haya quitado la vida ya que fue encontrado ahorcado dentro de la parroquia.

Según relató el funcionario: “El cuerpo fue encontrado con signos de tortura. Con golpes. Yo descarto el suicidio, su personalidad no daba para esa situación. No es un sacerdote común, es un hombre comprometido con la vida”.

“Rara vez uno pueda encontrar sacerdotes así. Debido a las amenazas que sufría, él le había solicitado el traslado al arzobispo (Alfredo Zecca), que tomó nota del pedido, pero no hizo nada”, agregó el fiscal Gómez.

Anuncios