Las PYMES y los comercios deben ser incluídos en la eliminación del tarifazo

El reciente fallo unánime de la Corte Suprema de Justicia de la nación, determina finalmente la eliminación de los aumentos que ordenó el gobierno nacional para los usuarios residenciales del servicio de gas, pero nada dice acerca de las pequeñas y medianas empresas.
El tarifazo fue resistido con fuerza debido a la forma compulsiva en la que se planteó sin que mediaran audiencias públicas que legitimen, con la participación social, tal decisión.
Vale aclarar que las audiencias públicas tienen raigambre constitucional y son reconocidas como un derecho ciudadano en elartículo 42 de la Constitución Nacional, pues constituyen un mecanismo valido – aunque perfectible- de la democracia participativa y republicana. Deben realizarse previamente a la toma de decisiones en materia de tarifas, y proveyendo a los usuarios de toda la información adecuada y veraz para el debate, algo que en ningún caso se hizo.
El fallo retrotrae el aumento de tarifas para los usuarios residenciales, pero lamentablemente, no incluye en la misma medida a los clubes, escuelas, hospitales, las pymes, industrias y comercios que sí deberán pagar el aumento de tarifas de gas natural con retroactividad. El sector de las pymes, industrias y comercios, que constituirían el 74% del consumo de gas natural, deberán pagar el aumento fijado desde el pasado 1° de abril pasado, siendo factible que estos aumentos se transfieran a los consumidores inmediatamente.
Algunos sectores comerciales y empresas podrán afrontar el aumento y otros no podrán hacerlo debido a la crisis que están atravesando.
Las pymes hoteleras en Bariloche, que meses atrás recibieron boletas con aumentos del 2000 por ciento, quedaron fuera de la medida judicial con lo cual deberán afrontar el aumento del 500 por ciento acordado con el gobierno.
El próximo 12 de septiembre, estaremos presentes en la audiencia pública que se llevara a cabo en Buenos Aires con el fin de acompañar al sector empresario hotelero y gastronómico, teniendo en cuenta que estas actividades económicas deben protegerse sobre todo en la Patagonia, donde la actividad turística es un medio de desarrollo muy importante, para lo cual solicitaremos una tarifa especial para la patagonia.
Igual crisis afecta a las cooperativas frutícolas del Alto Valle de Rio Negro y Neuquén. Una cooperativa de Rio Negro que produce jugos mayormente de manzana y pera, tuvo que hacer frente  un aumento de electricidad del 179% para el periodo enero/mayo 2016 respecto al mismo periodo del año anterior, quiere decir que el importe pagado por este insumo es muy superior al doble de lo pagado en la temporada anterior en relación a la cantidad de producto industrializado, es 2,79 veces mayor. Y en el caso del gas el aumento fue del 69% respecto al mismo periodo. Es solo un ejemplo que representa la realidad que alcanza a otras empresas frigoríficas y de empaque.
Es necesario que las empresas pequeñas y medianas sean incluidas en la eliminación del tarifazo del gas en alguna medida o escala, pues este sector es considerado la base del entramado productivo de nuestro país y genera un impacto positivo y distributivo en toda la sociedad.
Según algunos informes del 2015, en los últimos años las pymes vieron la caída de sus ganancias. Según una encuesta realizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa sobre una muestra de 770 empresas, el 70% de estas firmas operó con rentabilidad negativa o nula. Y el restante 30% de las PyMEs tuvo un leve nivel positivo en sus márgenes. 
Ahora bien, si coincidimos que las empresas pymes son el motor de la economía con estadísticas que indican que representan el 99,6% del total de unidades económicas y aportan casi el 70% del empleo, me pregunto cuando se tomaran medidas realmente estructurales desde el gobierno para su beneficio.
Anuncios