Julio De Vido sería denunciado por la Oficina Anticorrupción 

La demanda contra el diputado Nacional Julio de Vido (FpV) tiene que ver con subsidios supuestamente entregados de manera irregular a una refinería de la provincia de Neuquén, por un total de 130 millones de dólares. Los mismos fueron entregados para inaugurar la planta de Refinería Neuquina SA (Renasa), con la presencia del entonces ministro de Planificación Federal y la participación, en ese momento de la presidente Cristina Fernández de Kirchner a través de una videoconferencia. Sin embargo la inversión quedó “en la nada”, al ser declarada insolvente la empresa.

La Oficina Anticorrupción prepara una demanda por posibles irregularidades en el programa Refino Plus, desarrollado a partir de 2008, en base a un informe de la Sindicatura General de la Nación en el que se advierte sobre posibles anomalías en la entrega de incentivos millonarios de manera “discrecional” cuya beneficiaria fue la firma Más Energía, que controlaba Renasa y de Petrolera Argentina SA.

Según el informe, los subsidios “no debieron otorgarse o se otorgaron de manera irregular, en términos que implicaría la comisión de graves hipótesis delictivas”. Según el informe en principio la Secretaría de Energía convino en otorgarle incentivos por US$ 53 millones, pero Renasa pidió un aumento por considerar que lograría niveles de producción significativos. Tras algunos trámites se reconvino la entrega de créditos por $ 124 millones, un 230% más de lo pautado inicialmente.

Por su parte, a Refinería Neuquina SA se le habría otorgado la totalidad del incentivo de manera adelantada, “en clara violación a lo dispuesto por la normativa vigente”. El decreto que creaba el programa estipulaba que “el 50% del incentivo total se entregaría trimestralmente en función al avance de los proyectos y el 50% restante durante el primer año de producción”

Anuncios