Gabriela Michetti versus Miguel Pichetto

Las estructuras metálicas –dispuestas en el recinto para trabajos de refacción de la cúpula del Congreso- fueron mudos testigos de la situación. La vicepresidente y titular del Senado, Gabriela Michetti, y el jefe del PJ-FpV, Miguel Pichetto, mantuvieron una fuerte discusión, por la interpretación del reglamento.

El cruce comenzó a raíz del pedido de la senadora Magdalena Odarda (CC-ARI), al solicitar que se tratara un proyecto que declara “de interés público” la “rehabilitación” de tres ramales ferroviarios del sur del país.

Federico Pinedo, Presidente Provisional del Senado,  señaló que la iniciativa debía ser tratada por la Comisión de Presupuesto, y remarcó que, a su entender, no se podía poner en debate con solo el dictamen de una comisión.

Gabriela Michetti intercedió en la discusión, mientras algunos senadores le informaron, fuera de micrófono, que no podía participar del debate tal como lo estaba haciendo porque el reglamento se lo prohíbe, pero la titular de la Cámara insistió.

En ese momento, Pichetto volvió al recinto, de dónde se había retirado momentos antes dado que una fuerte afonía le dificultaba el habla, y reprendió a Michetti: “Usted no puede opinar porque no es senadora, es la vicepresidenta de la Nación y sólo está para conducir la sesión, lo dice el reglamento” y agregó: “Acá, al ex vicepresidente Amado Boudou le hemos dicho que el presidente de la Cámara no habla”.

Inmediatamente, Michetti reaccionó y le respondió que ella sí podía hablar, porque “soy una persona”.

El jefe de la bancada mayoritaria volvió a marcarle que no podía hacerlo y pidió “solidaridad al resto de los senadores, que tienen muchos años en esta Cámara”, mientras miraba al interbloque oficialista que integran el Pro y la UCR.

Ernesto Martínez –del bloque oficialista- le expresó a Michetti que “el silencio de la presidencia (de la Cámara) es lo más sano para el funcionamiento”, a lo que la presidenta del Senado afirmó: “Sé perfectamente que no puedo hablar. Sólo intentaba ordenar la votación. Por eso estoy muy tranquila con mi conciencia”.

Tras el momento ríspido que se vivió, la iniciativa de Odarda fue aprobada por 40 votos afirmativos contra 11 negativos.

Pichetto cerró la sesión diciéndole a Michetti: “No se sienta agraviada ni agredida, presidenta. No es una cuestión de tipo personal. Al ex vicepresidente Boudou también se le ha dicho lo mismo”.

 

Anuncios