“No voy a permitir que violen el reglamento”

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, se impuso a los gritos en la sesión especial en la que la oposición pretendió habilitar la discusión de la interpelación del ministro Juan José Aranguren sin contar con los dos tercios del cuerpo, y en ese marco aseveró que “no” permitirá que “violen el reglamento”.

Monzó sentó su posición cuando los bloques opositores pretendían que esta iniciativa y otras para frenar el aumento de tarifas de los servicios públicos se debatan por simple mayoría, lo cual fue rechazado de plano por el interbloque de Cambiemos, en base al artículo 147 del reglamento del parlamento.

Tras una hora y media de discusión y cuando los opositores querían votar por simple mayoría, Monzó aseveró a los gritos: “No voy a permitir que violen el reglamento”.

En ese contexto, Monzó pidió a los diputados que se sienten a votar, pero los legisladores opositores, a los gritos de “No al tarifazo”, comenzaron a retirarse porque no querían ser derrotados por el oficialismo, ya que no contaban con el número para imponer los dos tercios.

Previamente, el presidente de la Cámara de Diputados se había mostrado muy tranquilo en toda la sesión, hasta que la oposición presionó para que se vote una moción para tratar los temas con mayoría simple, y Monzó en un tono severo rechazó el criterio y aplicó el reglamento del cuerpo.

 

Anuncios