Cambiemos freno los proyectos contra el tarifazo y Aranguren será interpelado

Mientras el gobierno de Mauricio Macri demora una resolución política, los diputados opositores fracasaron hoy en su intento de aprobar un proyecto para anular los aumentos ya suspendidos por la Justicia pero, consiguieron poner en aprietos al ministro de Energía, que será convocado de forma “urgente” por iniciativa de la propia alianza oficialista, que debió ceder ante la presión opositora.

La sesión se empantanó por una larga discusión reglamentaria sobre la cantidad de votos requeridos para aprobar los proyectos contra los tarifazos, que no cuentan con despacho de comisión.

La reunión plenaria comenzó luego que el FpV, el Frente Renovador, el bloque Justicialista, el Frente de Izquierda, Progresistas y otras fuerzas minoritarias dejaran de lado sus diferencias y bajaran al recinto para habilitar las deliberaciones con 130 presencias.

En minoría, el interbloque oficialista se puso a la defensiva con el objetivo de bloquear cualquier proyecto que expusiera al Gobierno. Así, le exigió a los opositores que reúnan dos tercios de los voto de los presentes para aprobar la interpelación al ministro, que nunca fue tratado en las comisiones de asesoramiento, como corresponde para el tratamiento ordinario de cualquier expediente.

El oficialismo sabía que la oposición no logaría el número y comenzó la discusión que empantanó la sesión. Graciela Camaño, jefa de los diputados massistas, fue la primera que puso en duda dicha exigencia y logró que el resto de la oposición se le sume. Juntos, pidieron no obstruir la voluntad de la mayoría de los diputados de pronunciarse en contra una medida tan impopular como los tarifazos por cuestiones burocráticas.

 

El oficialismo no cedió en este punto. Pero para calmar la pelea con los opositores -muchos le garantizan la sanción de leyes claves- tuvo que entregar a Aranguren. “Sin violentar el reglamento, y si no se obtienen los dos tercios, nosotros vamos a invitar al plenario de comisiones al ministro de Energía para que venga de forma urgente”, anunció el jefe del interbloque, Mario Negri, que aseguró que los legisladores del oficialismo comparten la preocupación por el impacto de los tarifazos.

Elisa Carrió se refirió a la molestia de los oficialistas que quieren suspender los tarifazos pero deben defender a Macri por disciplina política. “Somos muchísimos en Cambiemos los que pensamos que esto tiene que tener una resolución política por parte del presidente de la Nación”, señaló, no sin pagar el costo político de oponerse a los proyectos de la oposición que reclaman tanto ella como los ciudadanos que se expresaron en las últimas protestas.

La discusión reglamentaria duró aproximadamente dos horas, con acusaciones cruzadas entre oficialismo y oposición como en los tiempos de kirchnerismo. Hasta que el presidente de la Cámara, el macrista Emilio Monzó, apeló a su autoridad y negó al cuerpo la posibilidad de votar una interpretación del reglamento.

Tras un cuarto intermedio, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, anunció que buscará dictaminar un proyecto a favor de la interpelación a Aranguren para luego tratarlo en el recinto sin el obstáculo del número y dejó en claro que está en contra de que el Congreso anule los aumentos, tal como lo propone el FpV, al asegurar que es inconstitucional.

Para reunir el quórum, la oposición contó con una ayuda clave e inesperada: la del “agrodiputado” Juan Casañas, que por una interna con el radicalismo tucumano dejó la UCR y formó el bloque del Bicentenario, que había acompañó al oficialismo en todas sus leyes.

Así las cosas, el massismo se inclina por aprobar una interpelación al ministro de Energía, Juan José Aranguren y emitir una simple resolución de repudio al tarifazos, tal como hizo la oposición en el Senado. En cambio, el kirchnerismo quiere ir más allá con sus proyectos para suspender los aumentos por 180 días o, directamente, anularlos. Ambos, de una forma u otra, pretenden asestarle un golpe a la alianza oficialistas Cambiemos. Veremos que pasa la semana próxima.

Anuncios