Universidad Nacional de Rafaela: Alarma

El desplazamiento de Oscar Madoery como rector organizador de la Universidad Nacional de Rafaela (UNRA), y la designación de Rubén Ascúa como su sucesor, ha generado alarma y desazón en esa comunidad académica. Durante el receso, y enterándose por los diarios, el cambio de autoridades sacudió a estudiantes, docentes y no docentes de esa casa de altos estudios que se han conformado en una asamblea interclaustro para solicitar explicaciones, transparencia, y sobre todo garantías del sostenimiento de la calidad académica.

La UNRA, inició su clases este año y por lo manifestado hasta aquí, existe conformidad concómo se iba desarrollando el camino hacia la normalización, y no se esperaba un golpe de timón, que desviara a esa universidad pública de ese rumbo.

Rubén Ascua, es un ex funcionario y amigo personal del actual senador nacional Omar Perotti, con escasa trayectoria académica. Se presenta a sí mismo en la web de esa universidad como un contador público recibido en la Universidad Nacional del Litoral y economista con título otorgado por la Universidad Nacional de Rosario, su actividad profesional está más ligada a la consultoría empresarial. La firma de la cual se presenta como director A&M Económicas participó de varios emprendimientos de obra pública en el municipio.

En recientes declaraciones definió a las carreras como “productos” y a los estudiantes como “clientes”, y en un medio local sostiene que la universidad debe “derramar” beneficios a la sociedad, por lo que en la comunidad académica ya se lo ha denominado como “el primer rector pro”.

Los mayores interrogantes surgen ahora sobre la validez de los posgrados que dice poseer.Ascúa, luce diplomas de Magister y Doctor (PhD) en Economía por la Pacific Western University de San Diego, California en los Estados Unidos.

La Pacific Western University fue establecida en el estado de California en 1977. Existió bajo este nombre durante treinta años, hasta el 2007, cuando cambio a su nombre actual, California Miramar University. Su sede se encuentra hoy en San Diego pero anteriormente otorgaba títulos falsos de sus oficinas en Los Angeles, Hawaii y Nueva Orleans.

La operatoria por la que fue denunciada y se constituyó en un verdadero escándalo en Estados Unidos y México es el otorgamiento de títulos de grado y pos grado, validados solo por la “experiencia de vida” y por el envío de algunos trabajos por vía electrónica, de forma tal que todo aquel que pudiera abonar algo menos que tres mil dólares podía acceder a un diploma para engrosar sus antecedentes académicos.

En Estados Unidos, un informe de la Government Accountability Office (GAO), denomina a estas instituciones como “molinos de títulos”. En México funcionarios y académicos se vieron envueltos en la polémica de alcance nacional, por haber acreditado credenciales de esta universidad, catalogada en ese país como “maquila de títulos”, que otorgaba “doctorados patito”, lo que aquí denominaríamos como un “doctorado trucho”.

Otro aspecto que genera algunas dudas, es que el mismo Ascúa se presenta según la ocasiónncomo magister, o como doctor, en la resolución que lo pone en funciones optó por el título de magister, mientras, como ya se dijo, en la web oficial de la UNRA exhibe su grado de doctor.

No se observa en el horizonte hasta donde puede escalar esta polémica que ha trasvasado ya vía redes sociales las paredes de la UNRA y se instala en los círculos académicos de otras universidades que observan con asombro y preocupación lo que acontece en Rafaela.

Fuente: inforosario.com

Anuncios