Continúan los pases de factura en el FpV

El secretario general del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, salió al cruce de las críticas del kirchnerismo por haberse alejado de esa bancada y retener sus escaños, como hizo Diana Conti este fin de semana.

Luego de que los seis diputados de ese sector se apartaran de la bancada que conduce Héctor Recalde, Pérsico aclaró que “no es una ruptura, el bloque ya venía roto en las discusiones y las políticas que se venían desarrollando. No había una política de intentar construir mayorías en la Cámara, sino que constantemente se venía achicando”, y aclaró que “la responsabilidad de la conducción política del bloque no era nuestra”.

“La pregunta debería ser por qué el bloque FpV viene disminuyendo y ahora tuvo nuestra salida y la semana que viene se va el PJ y va quedando muy reducido”, advirtió el dirigente.

Sobre el tema del alejamiento, Pérsico señaló que “creíamos que había que hacer una profunda autocrítica para explicarle a la militancia por qué habíamos llegado a esta situación donde un partido de derecha llegó democráticamente a gobernar la Argentina y cuál es la estrategia para volver al poder. Esas dos cuestiones están desangrando al FpV”.

Agregó Emilio Pérsico que “la conducción del bloque no pudo contener a los diputados. Cristina hoy no está conduciendo el bloque, está a 3 mil y pico de kilómetros. Falta una autocrítica muy grande que lo están haciendo todos los procesos latinoamericanos”.

Aclaró además que “es un despropósito decir que estamos con el Gobierno actual. Hay que ver qué organizaciones le ponen el cuerpo como nosotros a los derechos que esta gente nos está robando”.

Sobre los dichos de Diana Conti, que en el diario La Nación dijo este fin de semana que los diputados del Movimiento Evita tendrían que haber renunciado a sus bancas, no irse a otro bloque, Pérsico señaló que “los responsables de la derrota son los que deberían renunciar a las bancas. Nosotros somos conscientes de que somos responsables de la derrota, pero queremos hacer una profunda autocrítica”. Y aclaró: “Si queremos volver, tenemos que hacer una profunda autocrítica”.

Lejos de despegarse del kirchnerismo, Pérsico dijo estar “orgulloso de haber conocido a Néstor y Cristina, después de las épocas oscuras no sabía para qué seguía vivo. El PJ que conducía Néstor expresaba menos el kirchnerismo que este, pero había una conducción que enfrentaba a las corporaciones. El problema no son los miembros, hay que construir una conducción”.

Asimismo señaló que “hoy no es el momento para tomar decisiones, estoy convencido que lo que va a expresar un candidato en un año va a ser diferente”.

“La resistencia no es votar todo en contra, eso es una estupidez –remarcó-. La discusión es ver cómo se puede reagrupar el movimiento popular en las calles y después en el Parlamento. No tenemos que bajar el nivel reivindicativo, yo no quiero volver todo para atrás. La historia no puede ser una calesita, sino un espiral ascendente”.

Asimismo advirtió que “el kirchnerismo es un ejército en desbandada en una planicie. Hay que darle de vuelta un uniforme, un casco, un arma, municiones, unos borceguíes y una bandera”, y luego aseguro que “hay que salvar a las fuerzas kirchneristas para que sean parte del futuro, porque si no el Gobierno será neoliberal”.

Ante los episodios de corrupción que están siendo develados, por su parte, el diputado nacional Héctor Daer consideró que se está dando “un período de transición” y se quejó de que veníamos de una experiencia donde lo que dominaba era “la centralidad y la falta de debate”.

 

Anuncios