ENERGIA: Mendoza el uranio de la mina Huemul sería inminente el aval legislativo a

Image

El secretario de Ambientemendocino, Marcos Zandomeni, buscó brindarles tranquilidad a los ambientalistas que se oponen a la reapertura de la mina de uranio Sierra Pintada, ubicada en San Rafael. Dijo que su reactivación se encuentra judicializada y que, de todas maneras, nada se puede hacer mientras no se remedien los pasivos.

No obstante, dejó abierta la puerta a otro proyecto uranífero: la mina Huemul, ubicada en Malargüe. Respecto de ésta, el Gobierno emitió hace tres años la declaración de impacto ambiental (DIA) y sólo resta que se expida la Cámara de Diputados.
“Primero hay que ver si la Legislatura aprueba la DIA para avanzar en la exploración. Luego de ello se verá cómo se sigue”, puntualizó Zandomeni.

A diferencia de Sierra Pintada, este proyecto minero -en manos de la firma Calypso Uranium- no tendría mayores impedimentos para ser desarrollado, pues no pesan sobre él denuncias de contaminación ambiental y también, al igual que Sierra Pintada, es visto con buenos ojos desde el Gobierno nacional como reservorio de uranio para abastecer a las centrales atómicas.

El expediente en cuestión se encuentra en la Comisión de Ambiente de la Cámara Baja y, a pesar del tiempo transcurrido, no habría impedimentos para que finalmente sea tratado por ese cuerpo. Lo único que podría dilatar la definición es el pedido de nuevos estudios ambientales que sirvan para actualizar los que ya están en manos de los legisladores.

Según la firma Calypso Uranium, el programa de exploración aprobado está focalizado en una zona de 20.673 hectáreas de cateos y arrendamientos, que abarca tres minas subterráneas anteriormente productoras conocidas como Huemul, Agua Botada y Arroyo Seco, además de otros sectores.
La explotación de esta mina estuvo a cargo, como en Sierra Pintada, de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). La mina dejó de operar en 1974, luego de haberse extraído del lugar unas 700.000 toneladas del mineral.

Zandomeni se refirió muy escuetamente a este proyecto de exploración para extraer uranio, sin brindar precisiones acerca de si el Gobierno pretende que sea tratado o no en los próximos días. Eso sí, no dijo nada en contra.

Remediación de pasivos Pero sí lo hizo respecto de Sierra Pintada. “Hasta que no se remedien los pasivos no se puede operar; además, el tema está judicializado. Eso es todo lo que hay”, sostuvo el secretario de Ambiente, quien se preocupó por desmentir que el Gobierno esté trabajando por la reactivación inmediata.

No obstante, la preocupación de los ambientalistas sureños está más vigente que nunca y, de hecho, por eso harán escuchar su voz mañana en la Legislatura. Será cuando ese cuerpo trate -y apruebe, según se prevé- el proyecto de ley de creación de la empresa provincial de energía (ver aparte).

Recordemos que el gobernador mendocino, Francisco Pérez, ya los conoció de cerca el sábado pasado en la Fiesta Nacional de la Ganadería, en General Alvear. Allí le cuestionaron la intención de reactivar la mina. “Vamos a remediar”, se limitó a contestar el jefe del Ejecutivo. Luego de eso, denunció una operación en su contra al ponerse este tema en la arena pública 48 horas antes de que viajara hacia el Sur provincial.

Tras eso repitió lo que Zandomeni dijo a este medio: “Hay una orden judicial que obliga a remediar los pasivos. Eso se está haciendo, y no hay más nada”. Protesta en la Legislatura Atentos a la situación actual en la que resuena insistentemente la posibilidad de reactivar las extracciones de uranio en el Sur provincial, un grupo de ambientalistas de San Rafael se prepara para estar mañana en la Legislatura cuando se trate el proyecto de creación de la empresa provincial de energía.
“Nos manifestaremos para hacerles saber a los legisladores que cualquier intento de reactivación de la mina será fuertemente rechazada por el pueblo”. Ésa es la consigna clara con la que un grupo de sanrafaelinos organizó la protesta, que promete caldear el tratamiento del proyecto de ley.

La arenga de este grupo se multiplica en las redes sociales, en donde manifiesta que es necesario frenar cualquier intento de incluir la reapertura de esa mina en el corazón mismo de la discusión: la Casa de las Leyes. Basan sus temores en el diálogo entre Paco Pérez y los radicales que trascendió días atrás.
“Si dentro de la empresa yo quisiera explotar el uranio de Sierra Pintada, ustedes ¿qué dirían?”, les preguntó el gobernador. Los radicales respondieron: “Si se cumple con la ley 7.722 (antiminera) y la Nación remedia los pasivos, no habría por qué oponerse”. Minería. Sierra Pintada, en San Rafael, es la otra mina de uranio que tiene Mendoza. A diferencia de Huemul, pesan sobre ella varias denuncias por contaminación.

About these ads